Entre frenéticos pasos de samba, plumas y tambores, la mayor ciudad de Sudamérica cerró en la madrugada del domingo sus desfiles cantando y bailando al tema que más le preocupa: la lluvia.
Entre frenéticos pasos de samba, plumas y tambores, la mayor ciudad de Sudamérica cerró en la madrugada del domingo sus desfiles cantando y bailando al tema que más le preocupa: la lluvia. SEBASTIÃO MOREIRA EFE
Entre frenéticos pasos de samba, plumas y tambores, la mayor ciudad de Sudamérica cerró en la madrugada del domingo sus desfiles cantando y bailando al tema que más le preocupa: la lluvia. SEBASTIÃO MOREIRA EFE

La sequía en Brasil, sambando para atraer la lluvia

15 de febrero de 2015 8:16 AM