MANUEL ZELAYA habla por teléfono mientras espera la llegada de su esposa a la finca Las Colinas 
cerca de la frontera entre Honduras y Nicaragua. Según un aliado de Zelaya, algunos seguidores 
suyos están desesperados.
MANUEL ZELAYA habla por teléfono mientras espera la llegada de su esposa a la finca Las Colinas cerca de la frontera entre Honduras y Nicaragua. Según un aliado de Zelaya, algunos seguidores suyos están desesperados. El Nuevo Herald
MANUEL ZELAYA habla por teléfono mientras espera la llegada de su esposa a la finca Las Colinas cerca de la frontera entre Honduras y Nicaragua. Según un aliado de Zelaya, algunos seguidores suyos están desesperados. El Nuevo Herald

La desesperanza hace mella en las filas de Zelaya

28 de julio de 2009 10:39 PM