Brasileña Odebrecht firma convenio para entrar a negocio azucarero en Cuba

11/09/2012 3:27 PM

11/09/2012 9:17 PM

Una subsidiaria del gigante brasileño Odebrecht firmó este viernes con el grupo estatal cubano Azcuba un contrato para administrar un ingenio azucarero estatal, el primer convenio de este tipo suscrito en más de medio siglo, informó la compañía brasileña.

El acuerdo firmado por la Empresa Azucarera de Cienfuegos, filial de Azcuba, y la Companhia de Obras e Infraestrutura (COI, subsidiaria de Odebrecht) “prevé la prestación de servicios de administración al central (ingenio) ‘5 de septiembre' durante 13 años”, según un resumen del contrato que fue enviado por la empresa brasileña por correo electrónico.

“El objetivo es recuperar la capacidad agroindustrial” de ese ingenio, construido en la década de los 80 en la central provincia de Cienfuegos, 250 km al este de La Habana, “mejorando la productividad del área de cultivo y de producción agrícola”, informó COI.

Destacó asimismo que es el primer contrato de administración privada de un central azucarero cubano, todos de propiedad estatal.

Azcuba es un conglomerado estatal que sustituyó en 2011 al Ministerio del Azúcar, un emblema de la revolución cubana creado en los años 60 por Fidel Castro y rector de la industria azucarera de la isla. Este fue el sector más afectado por la crisis económica de los años 90.

La producción azucarera de Cuba aumentó 16% en la pasada cosecha, que terminó en mayo, y se espera que crezca un 20% en la próxima zafra, que partirá en diciembre.

La isla produce casi 1,5 millones de toneladas anuales, mientras que en los años 80 superaba los ocho millones de toneladas.

La compañía brasileña subrayó que el central que comenzará a administrar “ha producido en los últimos años entre 25,000 y 30,000 toneladas de azúcar por zafra” y con la “modernización” a que será sometido, recuperará “su capacidad original de 90.000 toneladas”.

COI viene trabajando en Cuba en los últimos años en la Zona Especial de Mariel, un megaproyecto portuario e industrial, por 900 millones de dólares, que se construye 50 km al oeste de La Habana, con dos tercios del financiamiento aportado por Brasil.

El contrato con Azcuba fue suscrito en el marco de la Feria Internacional de La Habana, en la que otras dos empresas brasileñas, Fanavid y Marcopolo, negocian instalar en Cuba fábricas de vidrio y de carrocerías de autobuses.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio