Ancianos mantienen protesta en Nicaragua pese a represión policial

06/20/2013 2:01 PM

06/20/2013 2:03 PM

Cientos de ancianos nicaragüenses se movilizaron este jueves por cuarto día consecutivo en Managua para demandar al gobierno el pago de una pensión mínima, pese a los intentos que ha hecho la policía para dispersarlos por la fuerza.

Los adultos mayores se concentraron nuevamente en las inmediaciones de la sede del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), al noroeste de la capital, de donde habían sido desalojados por la policía en horas de la madrugada.

“No vamos a dar un paso atrás, pensaron que no íbamos a estar acá de vuelta” protestando, pero “vamos a estar aquí a tiempo completo hasta que triunfemos”, aseguró uno de los manifestantes, Fernando Caballero, a la televisión local.

La protesta es organizada por la Unión Nacional del Adulto Mayor (UNAM) que agrupa a unas 15.000 personas mayores de 60 años que no cumplieron con los requisitos para tener una pensión total y que luchan desde hace cinco años por un régimen especial de jubilación de sobrevivencia.

La UAM pide al gobierno el pago de una pensión mínima de alrededor de 140 dólares, así como asistencia médica especializada, medicinas y otros beneficios, que estima podrían costar 23 millones de dólares anuales del presupuesto.

Cientos de policías resguardaban este jueves el edificio del INSS para evitar que los manifestantes ocuparan las instalaciones, como ocurrió en días anteriores cuando los ancianos ocuparon temporalmente las oficinas de Managua, y ciudades del interior como León, Estelí, Boaco y Chinandega.

“Da vergüenza que anden 500 policías (cuidando) a un poco de viejos desarmados. Comandante (presidente Daniel Ortega) esto es una vergüenza”, reprochó Caballero.

La represión policial contra los ancianos dejó varias personas golpeadas entre el martes y miércoles de esta semana.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio