La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff y el gobernador de Minas Gerais Fernando Pimentel, miran los desastres causados por la avalancha, que contenía unos 62 millones de metros cúbicos de agua, hierro, tierra, arcilla, arena y otros residuos minerales y que fue la peor registrada en el mundo en la última década por la ruptura de diques en minas.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff y el gobernador de Minas Gerais Fernando Pimentel, miran los desastres causados por la avalancha, que contenía unos 62 millones de metros cúbicos de agua, hierro, tierra, arcilla, arena y otros residuos minerales y que fue la peor registrada en el mundo en la última década por la ruptura de diques en minas. Roberto Stuckert Filho AP
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff y el gobernador de Minas Gerais Fernando Pimentel, miran los desastres causados por la avalancha, que contenía unos 62 millones de metros cúbicos de agua, hierro, tierra, arcilla, arena y otros residuos minerales y que fue la peor registrada en el mundo en la última década por la ruptura de diques en minas. Roberto Stuckert Filho AP

Detectado queroseno en agua enviada a zona afectada por vertido en Brasil

14 de noviembre de 2015 05:00 PM