Don Mario, el poderoso nuevo capo de la droga en Colombia

10/31/2008 3:09 AM

10/31/2008 6:28 PM

Posee un ejército de más de 1,000 hombres en bloques permanentes de combate; viste ropa de marca, se perfuma constantemente y consulta la hora en una colección de relojes Cartier y Rólex que cambia cada día como quien cambia de camisa; teclea furiosamente en sus teléfonos celulares, a través de los que maneja las tres redes que le dejan millones de dólares: una de prostitución refinada, otra de usura y, la más lucrativa, de tráfico de cocaína.

Se llama Daniel Rendón Herrera, alias "Don Mario'', un hombre de 43 años dueño de aviones y buques, por cuya cabeza el gobierno de Colombia ofrece una recompensa de $1.5 millones.

Las autoridades judiciales y de policía de Colombia, así como la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA), estiman que actualmente es el narcotraficante más poderoso en el país y socio de los principales carteles mexicanos de la cocaína.

Las primeras muestras del poder que estaba alcanzando, mientras caían los grandes capos a quienes él sucedería, se conocieron en abril pasado cuando la policía de Bogotá encontró un video en el que "Don Mario'' dice que su jefe y antecesor Diego Murillo Bejarano "Don Berna'', hoy en poder de la justicia de Estados Unidos, giró instrucciones para matarlo por lo que, para contrarrestar el plan, secuestró a los 25 hombres que iban a cumplir la orden.

Los 25 hombres en poder de "Don Mario'' se identifican frente a la cámara y dan los números de sus cédulas de ciudadanía. De su suerte, "a estas alturas todavía no se ha sabido nada'', dijo a El Nuevo Herald un agente del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía General, vinculado a la investigación.

Otro agente del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), la policía secreta, relató que en abril formó parte de un equipo judicial que recibió en Bogotá un video en el que loshombres de ‘‘Don Mario'' les cortan las manos con una motosierra a dos sujetos de un bando rival.

Varios videos de esta naturaleza han circulado por la internet.

En la grabación en la que presenta a los 25 rivales secuestrados, "Don Mario'' cuenta que a comienzos del 2008 su ejército se enfrentó con el de "Don Berna'', causándole cinco muertos. Asegura, además, que dos de las bajas eran miembros de los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA), unidades de élite para combatir el secuestro, aunque no aporta ninguna prueba.

"Don Mario'' es hermano del narcotraficante y paramilitar Freddy Rendón, "El Alemán'', quien actualmente está preso a la espera de ser extraditado a Estados Unidos, donde enfrenta cargos por narcotráfico.

"El Alemán'' exige permanecer en Colombia, donde no se le podrá imponer ninguna pena de cárcel superior a ocho años pues se acogió a una ley especial que les concede abundantes prerrogativas a los narcotraficantes y paramilitares que desmonten sus ejércitos y confiesen sus crímenes.

Junto con su hermano, "Don Mario'' también se acogió a esa ley en el 2006 y llegó a estar bajo arresto, pero huyó y montó sus ejércitos en la región de Urabá, sobre la costa del Mar Caribe, en el norteño departamento de Córdoba, una inveterada región paramilitar, en los llanos de oriente y en las barriadas de Medellín y Bogotá.

La Policía Nacional sostiene que la principal base de operaciones de "Don Mario'' actualmente se encuentra en Urabá, la mayor región bananera del país y sector geoestratégico apetecido y disputado por los grupos armados ilegales.

La posibilidad de acceder simultáneamente al mar, a la cordillera y a una intrincada red fluvial navegable permite el ingreso y la salida de armas y drogas en abundancia.

De hecho, Urabá fue el bastión de "El Alemán'' hasta que se entregó y nunca pudo ser desalojado de allí por bandas criminales enemigas, como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El pasado 15 de octubre, "Don Mario'' dio a conocer la creación de un nuevo grupo: las ‘‘Autodefensas Gaitanistas de Colombia''. Ese día hizo circular profusamente en los pueblos de Urabá panfletos con el anuncio, que causó pánico entre los pobladores.

"Son los mismos ‘paras' de ‘Don Mario' que matan al que se les da la gana en Urabá y nadie les dice nada. Andan libres por las calles, como Pedro por su casa, y nadie brega a encararlos'', dijo en Medellín un distribuidor de repuestos de automóvil que recorre la región.

La policía y las autoridades del departamento de Antioquia, al que pertenece la mayor parte de Urabá, suponen que con las "Autodefensas Gaitanistas de Colombia'' es probable que "Don Mario'', a quien se le atribuyen más de 300 homicidios, quiera darles un perfil político a sus ejércitos y negociar ventajas legales para su desarme. Sin embargo, hasta ahora no ha hecho ninguna propuesta en ese sentido.

El nombre de "Gaitanistas'' procede del líder liberal populista Jorge Eliécer Gaitán, cuyo asesinato el 9 de abril de 1948 desató una serie de protestas masivas y levantamientos populares conocidos como "El Bogotazo''.

Los principales lugartenientes de "Don Mario'' son ex guerrilleros de las FARC y de otras bandas criminales que cambiaron de bando y se sumaron a sus fuerzas, en algunos casos, con arsenales y grupos ya armados y entrenados para combatir.

Además de su propio aparato de guerra con el que defiende sus intereses y se mantiene en la cúpula del crimen, "Don Mario'' ha infiltrado el aparato de justicia de Colombia, la política y los organismos de seguridad.

La justicia colombiana investiga sus presuntos nexos con Guillermo León Valencia Cossio, el ex jefe de fiscales en el departamento de Antioquia, quien está preso y es hermano del ministro del Interior y Justicia, Fabio Valencia Cossio.

Sobre el ex fiscal Valencia Cossio pesan cinco cargos de corrupción asociados con vínculos a la organización criminal de "Don Mario'', de la cual, según la Fiscalía General, formaba parte.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio