FARC admite tener prisioneros de guerra

12/02/2012 6:25 PM

12/02/2012 11:43 PM

Las FARC aseguraron el domingo, en una entrevista publicada en la capital cubana, que tienen prisioneros de guerra y que buscarán hacer un canje con los rebeldes que el gobierno aún tiene presos.

“Sí, nosotros tenemos prisioneros de guerra y los vamos a entregar, pero que el Estado nos devuelva a los nuestros que están allí, en las prisiones” afirmó la guerrillera Sandra Ramírez en una entrevista publicada el domingo por el diario cubano Juventud Rebelde.

“En combate capturamos policías, soldados. Es distinto: son prisioneros de guerra porque son capturados en combate. A ellos se les respeta su vida, se les respeta su integridad física, sus creencias. Se les respeta sus derechos humanos. Con ellos también buscamos el canje” explicó Ramírez quien fue compañera sentimental de Manuel Marulanda, fundador de la FARC que falleció en el 2008.

Ramírez hizo una diferencia entre los “prisioneros de guerracapturados en combate” y en los secuestros políticos. Y al respecto aseguró en otra parte de la entrevista al diario cubano que “todos los secuestrados..políticos..han sido entregados”.

Ramírez que ingresó a la guerrilla hace 32 años, se encuentra en La Habana junto a la delegación de las FARC que inició el pasado 19 de noviembre negociaciones de paz con el gobierno colombiano, pero ella no es formalmente una de las negociadores de los rebeldes.

De acuerdo a Ramírez, las FARC calculan que “hay aproximadamente 700 compañeros nuestros (prisioneros), pero tenemos datos de que también existen ocho mil presos políticos y de conciencia”.

La guerrillera explicó que mantienen esa política de canje porque es “lo que nos permitiría buscar, precisamente, cómo logramos que los compañeros que se están pudriendo en las cárceles del país, regresen”.

Las FARC anunciaron no tener secuestrados en su poder el pasado seis de septiembre en una rueda de prensa en La Habana, cuando Mauricio Jaramillo afirmó que, “ya no hay ningún retenido por parte nuestra. Nosotros dijimos que no van a haber secuestros y ya no hay secuestros”.

La guerrillera admitió que las FARC “hemos recibido golpes, y recibimos golpes” pero precisó que no decidieron sentarse a la mesa de negociación con el gobierno de Juan Manuel Santos, “porque estemos debilitados”. “Estamos presentes aquí en la búsqueda de una solución al conflicto que vive Colombia”, agregó.

Las FARC y el gobierno colombiano suspendieron las conversaciones de paz el pasado 29 de noviembre hasta el 5 de diciembre.

El alto al fuego fue la primera medida decretada de manera unilateral por las FARC al comienzo de la ronda el 19 de noviembre, pero el gobierno rechazó imitar a los rebeldes.

Además como un primer resultado de las conversaciones se ha puesto en marcha un foro sobre cuestiones agrarias en Bogotá que se desarrollará a mediados de diciembre bajo el auspicio de Naciones Unidas.

Tanto los rebeldes como los negociadores del gobierno colombiano agradecieron la participación de Cuba y Noruega como países garantes y Chile y Venezuela como acompañantes.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio