Más de 300 personas fueron secuestradas en Colombia en 2012, según un informe

02/19/2013 2:22 PM

02/23/2013 8:26 AM

La delincuencia común, las bandas criminales y las guerrillas FARC y ELN secuestraron en 2012 a un total de 305 personas en Colombia, según el último informe de la fundación País Libre.

Esta cifra, que es igual a la de 2011, es la más alta en los últimos cuatro años y supone que cada semana seis personas fueron secuestradas en Colombia, según el informe publicado en la página web de la fundación.

En el último año la delincuencia común fue responsable del 85 % de los secuestros, con 258 casos, lo que reflejó un aumento del 43 % en comparación con 2011, cuando se registraron 180.

“El mayor componente del secuestro lo tiene la delincuencia común, y eso nos preocupa porque no sabemos quiénes son, cuáles son los móviles, en qué condiciones los tienen (a los rehenes)”, destacó hoy la directora de País Libre, Clara Rojas, en RCN La Radio.

Le siguen el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con el 7 % de los secuestros (22 casos), las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con otro 7% (20), y las bandas criminales narcotraficantes de origen paramilitar, con el 2 % (5).

Según el informe, los secuestros por parte de las guerrillas registraron un descenso, sobre todo en el caso de las FARC, que en 2011 tomaron cautivas a 77 personas y en 2012 a 20, aunque País Libre estudia todavía las denuncias de 47 personas que reportaron casos del principal grupo armado colombiano.

Las FARC anunciaron en febrero de 2012 su decisión de no volver a secuestrar personas para exigir a cambio dinero, una práctica que utilizaron durante la última década para engrosar sus finanzas y que según Rojas han mantenido a pesar de la promesa.

El ELN mantiene secuestrados a dos hermanos jubilados alemanes, Uwe y Günter Otto Breuer, cautivos desde noviembre de 2012, y de quienes ahora indaga si son espías, además del ingeniero canadiense Jernoc Wobert, privado de su libertad desde el 18 de enero de 2013.

De los 305 secuestros ejecutados en 2012, 177 fueron de tipo extorsivo, lo que representó un descenso en esta modalidad en 31 casos respecto del año anterior; y 128 de tipo simple, práctica que se ha incrementado en un 31 % con relación a 2011.

Rojas explicó que los secuestros simples consisten en raptos “por horas o días, sobre todo con trabajadores del sector petrolero. Es una modalidad que les permite sacar información de las empresas, después los devuelven, les hacen retenes y en el último año hemos visto que también los matan”.

Según dijo, los afectados son trabajadores de las grandes petroleras en los campos de producción en los departamentos de Arauca y Norte de Santander, en la frontera con Venezuela.

Rojas también alertó del aumento de secuestros en la capital colombiana, donde en 2012 hubo 49 casos, después de que el año anterior se registraran 11.

De los 49, la delincuencia común es responsable de 48, mientras el otro fue atribuido a las FARC; y del total 27 fueron de tipo extorsivo y 22, simples.

En los últimos diez años han sido secuestrados en Colombia aproximadamente 6,880 personas, un promedio de 1.8 casos al día entre 2003 y 2012.

No obstante entre esos años, la práctica del secuestro se redujo en un 85 % al pasar de 2,122 casos en 2003 a 305 en 2012.

De los 6.880 secuestros de la última década, 2,380 corresponden a la delincuencia común, 1,700 a las FARC, 1,364 a autores no definidos, 794 al ELN, 347 a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) antes de su desmovilización en 2005 y 158 a familiares de las propias víctimas.

Les siguen las bandas criminales herederas de las AUC con 86 secuestros, el casi desaparecido Ejército Popular de Liberación (EPL) con 27, el Ejército Revolucionario Guevarista (ERG) desmovilizado en 2008 con 21 y el Ejército Revolucionario Popular (ERP), un grupo disidente del ELN desaparecido en 2007, con 4.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio