Fotografía cedida por la ONU del 5 de diciembre de 2015, de habitantes de la zona durante el acto de solicitud de perdón de las FARC hacia la población en Bojayá, al oeste de Chocó (Colombia). La comisión de las FARC liderada por Félix Antonio Muñoz alias, "Pastor Alape", uno de los negociadores de esa guerrilla en los diálogos de paz con el Gobierno que se celebran en Cuba, habló ante los sobrevivientes de la matanza del 2002 donde al menos 79 personas murieron por una bomba lanzada por la guerrilla. Las víctimas afirman que esperan un verdadero cambio de actitud hacia sus comunidades.
Fotografía cedida por la ONU del 5 de diciembre de 2015, de habitantes de la zona durante el acto de solicitud de perdón de las FARC hacia la población en Bojayá, al oeste de Chocó (Colombia). La comisión de las FARC liderada por Félix Antonio Muñoz alias, "Pastor Alape", uno de los negociadores de esa guerrilla en los diálogos de paz con el Gobierno que se celebran en Cuba, habló ante los sobrevivientes de la matanza del 2002 donde al menos 79 personas murieron por una bomba lanzada por la guerrilla. Las víctimas afirman que esperan un verdadero cambio de actitud hacia sus comunidades. .. EFE
Fotografía cedida por la ONU del 5 de diciembre de 2015, de habitantes de la zona durante el acto de solicitud de perdón de las FARC hacia la población en Bojayá, al oeste de Chocó (Colombia). La comisión de las FARC liderada por Félix Antonio Muñoz alias, "Pastor Alape", uno de los negociadores de esa guerrilla en los diálogos de paz con el Gobierno que se celebran en Cuba, habló ante los sobrevivientes de la matanza del 2002 donde al menos 79 personas murieron por una bomba lanzada por la guerrilla. Las víctimas afirman que esperan un verdadero cambio de actitud hacia sus comunidades. .. EFE

Víctimas de masacre Bojayá esperan cambios tras pedido de perdón de las FARC

07 de diciembre de 2015 07:20 PM

More Videos

  • La policía colombiana batalla contra los mineros ilegales de oro

    En las selvas colombianas, las minas ilegales de oro están envenenando tanto a los trabajadores como el ambiente. La policía tiene que adentrarse en lo produndo de las selvas para destruir las máquinas pesadas con explosivos.