Un trabajador del hospital Perez de Leon en Petare recibe un herido.  Agentes de diversos cuerpos policiales custodiaban la entrada al hospital. Su misión 
es proteger a los heridos y a sus familias, calmar los ánimos de borrachos, maleantes y 
de algunos allegados impacientes o enfurecidos por la muerte de un ser querido.
Un trabajador del hospital Perez de Leon en Petare recibe un herido. Agentes de diversos cuerpos policiales custodiaban la entrada al hospital. Su misión es proteger a los heridos y a sus familias, calmar los ánimos de borrachos, maleantes y de algunos allegados impacientes o enfurecidos por la muerte de un ser querido.
Un trabajador del hospital Perez de Leon en Petare recibe un herido. Agentes de diversos cuerpos policiales custodiaban la entrada al hospital. Su misión es proteger a los heridos y a sus familias, calmar los ánimos de borrachos, maleantes y de algunos allegados impacientes o enfurecidos por la muerte de un ser querido.

Fin de semana sangriento conmociona a Caracas

16 de marzo de 2010 7:59 PM