Mutismo sobre visita de Maduro a Chávez

12/30/2012 5:00 AM

12/30/2012 2:09 PM

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, viajó el sábado a Cuba para visitar al mandatario Hugo Chávez, que fue operado en la isla el pasado 11 de diciembre por una recaída del cáncer que padece, mientras en Caracas se avivó el debate sobre su nueva investidura, prevista para el 10 de enero.

Acompañado de la procuradora general de Venezuela, Cilia Flores, Maduro llegó de madrugada al aeropuerto de La Habana y desde allí se dirigió al hospital donde se encuentra Chávez para saludar a los familiares del presidente que lo acompañan en la capital cubana.

El periódico del Partido Comunista, Granma, publicó en su edición online una foto de un sonriente vicepresidente Nicolás Maduro saludando en el aeropuerto de La Habana al canciller de la isla, Bruno Rodríguez

De acuerdo con una escueta nota publicada el sábado por los medios cubanos, Maduro analizó con los médicos que atienden al presidente venezolano “el momento adecuado” para verlo.

Hasta el momento no han trascendido más detalles de la visita del vicepresidente de Venezuela.

La noche anterior en Caracas, Maduro no especificó por cuanto tiempo estaría fuera del país, pero indicó que el ministro de Energía Héctor Navarro estaría a cargo de los asuntos del gobierno mientras tanto. El anuncio de Maduro se realizó al final de un largo discurso en la toma de posesión de un gobernador estatal, y no ofreció más información sobre el propósito de su visita más allá de ir a ver a Chávez, dijo AP.

En un discurso el sábado, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, dijo únicamente que Maduro fue a Cuba a visitar a Chávez. Oficiales de presnsa venezolanos en Caracas dijeron el sábado que no tienen información adicional.

Chávez, de 58 años, en el poder desde 1999 y que fue reelegido en octubre pasado para gobernar otros seis años, se encuentra desde el pasado 10 de diciembre en Cuba, donde un día después fue operado por cuarta ocasión a raíz del cáncer que le fue diagnosticado a mediados del 2011.

Maduro, también ministro de Relaciones Exteriores, estuvo junto a Chávez en Cuba en las tres primeras operaciones a las que fue sometido desde que le fue detectado el cáncer, pero no en esta última.

Cuando el 8 de diciembre anunció la recaída en su enfermedad y la necesidad de someterse a una cuarta intervención quirúrgica, Chávez nombró a Maduro como su sucesor en el supuesto de que su situación le impida asumir en enero próximo el nuevo mandato.

Al respecto, en Caracas, Cabello pidió al pueblo que esté unido en caso de que Chávez no pueda ser investido el 10 de enero y la oposición haga presión para llamar a elecciones en los siguientes 30 días como dicta la Constitución.

“El día 10 de enero no decreta la falta absoluta del Presidente. ¿Qué quieren ellos? (la oposición) falta absoluta, para que se llame a elecciones en 30 días () por eso el pueblo tiene que estar unido alrededor del comandante”, dijo Cabello durante un acto político en el estado Apure (sur) transmitido por el estatal VTV.

Cabello, a quien le correspondería como presidente del Parlamento encargarse de la jefatura de Estado mientras se llama a elecciones en caso de que haya falta absoluta del mandatario en funciones, pidió a los seguidores del chavismo demostrar “a la burguesía” que el pueblo “está unido y es mayoría” y que “hay una Fuerza Armada unida alrededor del comandante Chávez”.

Además, instó al pueblo chavista a “acompañar la decisión” del mandatario de dejar la conducción del país en manos del vicepresidente Nicolás Maduro en caso de no poder seguir gobernando.

Desde la oposición, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) afirmó que el gobierno no quiere reconocer que hay “una ausencia temporal del presidente en funciones” y dijo que los “altos funcionarios” no tienen la “estatura” para informar de la “verdadera situación” del mandatario.

“El gobierno no quiere reconocer que hay una ausencia temporal del presidente en funciones y comienza a lanzar desde sus aparatos de manipulación y propaganda una andanada de rumores orientada a confundir al país para crear un clima de tensión”, afirma un comunicado difundido el sábado por la MUD.

Diferentes voceros de la oposición han acusado al gobierno de no ofrecer información clara acerca del estado de salud del mandatario y han exigido la conformación de una junta médica para que verifique si el Presidente está en condiciones de asumir el nuevo mandato.

La posibilidad de que Chávez no pueda asistir al acto de investidura presidencial ha abierto la discusión en el país sobre la constitucionalidad o no de aplazar esa ceremonia.

Según el artículo 233 de la Constitución venezolana, en caso de que se produzca una falta absoluta del presidente electo antes de tomar posesión, se encargará del puesto el titular del Parlamento y se convocará a una “nueva elección universal, directa y secreta” en los 30 días “consecutivos siguientes”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio