Ratifican a Diosdado Cabello al frente de la Asamblea Nacional de Venezuela

01/06/2013 5:00 AM

01/06/2013 8:47 AM

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, fue ratificado en su cargo el sábado, en una elección que fortalece la posición del ala nacionalista y de los denominados boliburgueses dentro de la revolución bolivariana, en momentos en que persisten las dudas sobre si el presidente Hugo Chávez podrá mantenerse en el poder.

La ratificación de Cabello cobra especial relevancia debido a que le correspondería al titular de la Asamblea Nacional asumir la presidencia de la República en caso de que se declare la ausencia absoluta de Chávez, quien permanece en La Habana tras ser sometido a una cuarta intervención quirúrgica por el cáncer que padece.

Pero el propio Cabello dejó entrever el sábado que el gobierno revolucionario no está en vías de declarar la ausencia absoluta del mandatario la próxima semana, pese a que es cada vez más evidente que Chávez no estará en condiciones de ser juramentado el jueves en Caracas.

En un pronunciamiento muy similar al brindado el viernes por el vicepresidente y canciller Nicolás Maduro, Cabello afirmó que Chávez seguirá siendo presidente aún cuando no sea juramentado el 10 de enero, una decisión cuya constitucionalidad es cuestionada por líderes de la oposición

La elección de Cabello constituye una importante victoria para el sector que representa y se produce pese a los intentos de Maduro de remplazarlo por un representante del ala más políticamente ortodoxa dentro del chavismo, y más ideológicamente cercana a Cuba, que este último encabeza.

Las partes aparentemente se pusieron de acuerdo sobre cómo navegar juntos las turbulentas aguas que el chavismo tiene por delante en unas negociaciones realizadas en Cuba, cuyos detalles fueron ultimados hace pocos días en lo que ha comenzado a ser llamado en el país como el Pacto de La Habana.

Cabello, quien ha acumulado una inmensa fortuna bajo la sombra del chavismo, ratificó durante su juramentación su compromiso con la profundización del proceso revolucionario iniciado por Chávez.

“Juro, como revolucionario, compatriota, hacer todo lo que tenga que hacer para darle cumplimiento a las palabras, a las instrucciones, del líder de esta revolución, del líder de este pueblo [] y además, para luchar para que lleguen a cada rincón de nuestra patria los cinco objetivos históricos plantados por nuestro líder, el Comandante Hugo Chávez”, expresó Cabello al ser juramentado.

El oficialismo, que controla la mayoría del Congreso, ratificó a Cabello, de 49 años, en la presidencia de la Asamblea, mientras que para la primera vicepresidencia fue elegido Darío Vivas, y para la segunda vicepresidencia se designó a Blanca Eekhout, que repite en el cargo. Ningún diputado de la oposición fue incluido en la directiva.

“Vivimos estabilidad política. Están en funciones los cinco poderes”, afirmó el diputado oficialista Fernando Soto Rojas, al anunciar durante la sesión la terna chavista que dirigirá la Asamblea Nacional durante este año.

El diputado opositor Ismael García rechazó la designación de la nueva directiva, considerándola como una expresión de “sectarismo”, “intolerancia”, y “visión hegemónica” del oficialismo. “Necesitamos de unidad”, subrayó García en su discurso al llamar al oficialismo a un diálogo para enfrentar la difícil situación que enfrenta el país por las complicaciones de salud de Chávez.

La ratificación de Cabello se produce en momentos en que el país sudamericano es inundado por una ola de rumores sobre la salud del presidente Chávez, cuyo verdadero estado médico es desconocido por la mayoría de los venezolanos.

El ministro de Información, Ernesto Villegas, mencionó vagamente el jueves que Chávez padece de insuficiencia respiratoria producto de una severa infección pulmonar.

“Tras la delicada cirugía del pasado 11 de diciembre, el comandante Chávez ha enfrentado complicaciones como consecuencia de una severa infección pulmonar. Esta infección ha derivado en una insuficiencia respiratoria que requiere del comandante Chávez un estricto seguimiento del tratamiento médico”, afirmó Villegas en un comunicado leído en una cadena de la televisión oficial.

El mandatario no ha vuelto a ser visto en público desde que viajó a la isla a inicios de diciembre.

El progresivo debilitamiento físico de Chávez había estado profundizando las naturales divisiones internas del chavismo y a la vez acentuando los temores dentro de la facción liderada por Cabello de que fuese desplazada por el ala ortodoxa, que mantiene un estrecho vínculo ideológico y político con el régimen de Raúl Castro.

Esas fricciones, no obstante, parecen haberse calmado esta semana en Cuba, donde el régimen de la isla auspició un plan para constituir un nuevo modelo político en Venezuela, según fuentes que han tenido acceso a los detalles de las conversaciones.

El plan, elaborado con una gran injerencia del régimen cubano, contempla la conformación de una especie de politburó político presidido por Maduro, quien eventualmente sería el candidato presidencial chavista en una futura elección.

Cabello, por su parte, acumularía una mayor influencia dentro del país y sería una de las voces más influyentes dentro del consejo.

“Bajo el plan discutido en La Habana, Diosdado Cabello seguirá siendo el jefe de la Asamblea Nacional y se le brindarán poderes adicionales e influencia”, subrayó una de las fuentes consultadas.

“En la agenda cubana también está un esfuerzo para manejar a miembros clave del círculo de Chávez, fuera del centro federal, que han ganado batallas electorales por su propia cuenta y ahora están en posición de controlar las maquinarias del partido socialista en sus regiones, además de acumular poder regional en sus bases”, comentó.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio