Cabello convoca “gran concentración” el jueves en apoyo a Chávez

01/07/2013 2:27 PM

01/08/2013 1:23 AM

El líder chavista Diosdado Cabello convocó este lunes para el jueves, fecha prevista de la nueva toma de posesión de Hugo Chávez, a una gran concentración en Caracas con la presencia de varios jefes de Estado, toda vez que declinó pronunciarse sobre si el mandatario, hospitalizado en Cuba, podrá estar presente.

Cabello, presidente de la Asamblea Nacional y número dos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), convocó a “una gran concentración en Caracas el día 10 de enero frente al palacio de Miraflores, apoyando a nuestro presidente de manera contundente”, durante una rueda de prensa en la sede del partido de gobierno.

Sentado a la derecha del vicepresidente Nicolás Maduro, Cabello añadió, sin dar nombres, que a la marcha acudirán varios jefes de Estado de “países amigos”, que viajarán a Caracas para expresar su solidaridad con Chávez, operado por cuarta vez hace más de tres semanas de un cáncer.

Por ahora, el único presidente que ha confirmado un viaje oficial a Caracas es el de Uruguay, José Mujica, quien llegará el jueves, confirmó a la AFP una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país.

“Ellos han manifestado por muchas vías querer venir aquí a Venezuela, inclusive algunos han ido directo a visitar al presidente”, agregó, en referencia a las visitas que varios mandatarios hicieron a Chávez en las últimas semanas en la capital cubana, entre ellos los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Bolivia, Evo Morales. La presidenta argentina, Cristina Kirchner tiene también previsto para este jueves un viaje a Cuba.

Cabello se negó no obstante a precisar si el mandatario, en el poder desde 1999, estará de regreso ese día: “Nosotros no descartamos absolutamente nada”, dijo, interrogado al respecto.

Según el último parte difundido el jueves por el gobierno, el presidente padece una “insuficiencia respiratoria”, luego de sufrir una “severa infección pulmonar”.

Cabello dijo que “en cualquier momento” se divulgará un nuevo informe sobre la salud de Chávez e invitó a la población a “estar pendiente”.

El gobierno ha indicado que Chávez puede tomar posesión de su nuevo mandato cuando esté en condiciones ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que la fecha del 10 de enero, prevista en la Constitución, es un “formalismo”.

La Carta Magna establece que el presidente debe tomar posesión el 10 de enero ante la Asamblea Nacional y que ante una situación “sobrevenida” puede hacerlo ante el TSJ, sin fijar fecha.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se reunió este lunes por segundo día consecutivo para decidir qué actitud tomar y se esperaba en las próximas horas un comunicado oficial.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) advirtió de su lado que esta crisis inédita en Venezuela ha puesto “en juego el bien común del país y la defensa de la ética”.

“Alterar la Constitución para alcanzar un objetivo político es moralmente inaceptable”, declaró monseñor Diego Padrón, presidente de la CEV, precisando que “no es el propósito” de la institución “intervenir públicamente en la interpretación” de la Carta Magna.

Cabello se refirió a estas declaraciones, “imaginando” que la CEV se refería a la oposición, quien, según él, “no quiere respetar” la Constitución y busca dar un “golpe de Estado” para conseguir lo “que no logró” en las presidenciales del 7 de octubre, cuando Chávez ganó al líder opositor Henrique Capriles con 55% de los votos frente a 44%.

La oposición considera que el 10 de enero termina el segundo mandato de Chávez, y que si éste no reasume, es precisamente Cabello quien debe hacerlo de forma temporal.

Además, rechaza que el gobierno permanezca en funciones porque ese día termina el actual periodo constitucional y empieza el nuevo.

“El 10 de enero arranca un periodo constitucional. Si el 10 de enero (Chávez) no viene a ese acto de juramentación, empiezan a correr unos plazos que la propia Constitución establece”, dijo este lunes Capriles, en alusión al reclamo de la oposición de que la Asamblea Nacional declare en ese caso la falta temporal de Chávez y Cabello asuma temporariamente.

Monseñor Padrón señaló que “la población está confundida y una buena parte de ella molesta”, porque “hasta hoy no ha recibido oficialmente ningún parte médico venezolano” sobre el estado de salud de Chávez.

Cabello -una de las principales figuras del chavismo-, ya afirmó el sábado que Chávez “seguirá siendo el presidente más allá del 10 de enero” y recordó que el jefe de Estado tiene un permiso del Legislativo para ausentarse del país y que éste se extiende hasta que “regrese una vez curado”.

Maduro, designado por Chávez como su heredero político antes de someterse a la cirugía, también reiteró que el presidente “está en posesión del gobierno” tras ser reelecto el 7 de octubre, así como los miembros del gobierno.

En caso de quedar inhabilitado, Chávez dijo que Maduro, también canciller, debería asumir la presidencia temporal hasta concluir el actual mandato y ser el candidato del PSUV en las elecciones que deberían convocarse en 30 días.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio