Chávez vuelve obligado por crisis de legitimidad en Venezuela

02/19/2013 12:03 AM

10/08/2013 10:38 AM

El presidente Hugo Chávez se vio obligado a regresar la madrugada del lunes a Venezuela, tras pasar más de dos meses en Cuba, ante los crecientes cuestionamientos sobre la legitimidad del gobierno y las dudas sobre su verdadero estado de salud, entre versiones de que el cáncer que padece se encuentra en una etapa terminal.

Analistas consultados por El Nuevo Herald dijeron que la larga estancia en Cuba del mandatario —quien concentró en sus manos un inmenso poder, manteniendo el control sobre el poder legislativo y judicial además del ejecutivo— generaba una situación de riesgo para su gobierno.

“La ausencia de Chávez generaba la duda sobre si los altos funcionarios del Estado están recibiendo instrucciones directamente de Chávez o si por el contrario están recibiendo estos lineamientos por parte de altos funcionarios del Estado cubano”, comentó Diego Moya-Ocampos, analista senior para las Américas de IHS Global Insight, una firma de análisis de riesgo empresarial con sede en Englewood, Colorado.

“Esa situación podría estar llevando a diferentes sectores militares a interpretar que la seguridad del Estado estaba comprometida [] La presencia de Chávez es un acto esencial para poder calmar las aguas y garantizar la estabilidad política, y minimizar un poco las tensiones internas”, señaló el especialista, basado en Londres.

Según el gobierno venezolano, Chávez está recuperándose de su tratamiento y regresa para reasumir el poder en Venezuela, pero pronunciamientos como esos contrastan con diversos informes de prensa que señalan que el mandatario sufre de un cáncer bastante agresivo que ya se encuentra en un estado muy avanzado.

Esas versiones de prensa han sido desmentidas reiteradamente por funcionarios del chavismo, pero los últimos anuncios oficiales reconocen que el mandatario no puede hablar y que respira a través de una cánula traqueal.

El ministro de Ciencias y Tecnología y yerno de Chávez, Jorge Arreaza, admitió la semana pasada que al presidente todavía le queda “un trecho importante por delante” para recuperar su salud, y que pese a sus problemas de habla “se da a entender”.

“Uno tiene que poner atención y él comunica perfectamente sus decisiones, cuando no las escribe. Perfectamente se comunica y se da a entender. No tiene, bueno, la voz que lo caracteriza, pero esto es un proceso que es reversible y nosotros esperamos volverlo a escuchar”, expresó.

Ninguno de los entrevistados expresó confianza en que el mandatario haya regresado para cumplir con su nuevo mandato, describiendo su retorno como un componente necesario de un proceso de transición chavista que se concretaría con la realización de nuevas elecciones presidenciales.

Pese a las abundantes señales de que la transición ya está en marcha, los analistas dijeron que el chavismo enfrentaba una urgente necesidad de que el mandatario regresara al país para que fuese juramentado y asumir su nuevo mandato, ya que no estuvo en condiciones de hacerlo el pasado 10 de enero.

El que no haya podido hacerlo deja abierta la puerta a una serie de cuestionamientos sobre la legitimidad de su gobierno.

Según la AFP, es un problema que el chavismo está a punto de corregir.

La agencia de noticias francesa reportó que el Tribunal Supremo de Justicia estaba listo para juramentar al mandatario para un nuevo período de seis años, citando una fuente familiarizada con la situación.

“Lo único que se espera es la decisión del presidente y su equipo médico”, quienes también determinarían si la ceremonia sería pública o privada y dónde podría realizarse, precisó la fuente citada por AFP.

La mayoría de los venezolanos se enteraron el lunes del regreso del ausente mandatario a través de los mensajes escritos a través de su cuenta de Twister, la cual llevaba más de dos meses sin actividad.

“Hemos llegado de nuevo a la Patria venezolana. Gracias Dios mío!! Gracias Pueblo amado!! Aquí continuaremos el tratamiento”, leía la cuenta personal de Chávez, @Chavezcandanga.

“Sigo aferrado a Cristo y confiado en mis médicos y enfermeras. Hasta la victoria siempre!! Viviremos y venceremos!!! [...] Gracias a Fidel, a Raúl y a toda Cuba!! Gracias a Venezuela por tanto amor!!!”, agregó.

Por su parte, Fidel Castro escribió algunas líneas para felicitar a Chávez por su retorno.

“Me satisface mucho que hayas podido regresar al pedazo de la tierra americana que tanto amas, y al pueblo hermano que tanto te apoya”, escribió Castro en una carta publicada en la página de internet CubaDebate.

El retorno se produce en momentos en que su gobierno enfrenta un creciente malestar debido a la devaluación del 32 por ciento aplicada hace unos días, medida que los propios seguidores de Chávez habían comenzado a cuestionar.

Una eventual juramentación de Chávez también ayudaría a lavar la cara al gobierno ante cuestionamientos de ilegalidad a las medidas aplicadas por su gobierno en su nombre.

“Va a disminuir la presión que ejercía la opinión pública sobre la ausencia de Chávez en Venezuela. Ellos necesitaban que regresara para legalizar todo lo que era ilegal. Las firmas [de documentos], los nombramientos, las designaciones que habían hecho de algunos altos funcionarios, y las decisiones de este paquete económico”, dijo Enrique Alvarado, cercano colaborador del ex presidente Rafael Caldera.

Moya-Ocampos coincidió.

“La decisión de traerlo de regreso a Venezuela busca un poco decir que el presidente está a cargo, el presidente está mejorando, ya está de vuelta en Venezuela, ya no estamos en la misma situación en la que estuvimos más de dos meses, con Chávez en Cuba”, comentó el analista.

También es necesaria cuando su gobierno se apresta a introducir nuevas medidas económicas que podrían ser aún más impopulares, en un intento por hacerle frente a lo que muchos economistas consideran en es una situación fiscal difícil para el país.

Según Moya-Ocampos, el gobierno ha estado monitoreando con mucho detenimiento el impacto en la sociedad venezolana de la devaluación y las conclusiones obtenidas hasta el momento no han sido alentadoras.

“Esta una medida que afecta directamente la capacidad adquisitiva de los venezolanos en un año en el cual la incertidumbre sobre el presidente Chávez persiste”, señaló.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio