Venezuela al filo de crisis institucional

04/16/2013 3:45 AM

09/09/2014 10:13 AM

Venezuela se acercó el lunes peligrosamente a una crisis institucional, luego de que el árbitro electoral del país proclamara al candidato del oficialismo Nicolás Maduro como ganador de los comicios presidenciales del domingo, desoyendo las demandas de la oposición para que se hiciera un recuento los votos.

El pronunciamiento del Consejo Nacional Electoral (CNE), que se produjo en medio de crecientes manifestaciones de protesta registradas en diferentes ciudades del país, acentuó la incertidumbre en el país ya que cientos de miles de ciudadanos cuestionan los resultados anunciados por la autoridad electoral que le daban a Maduro una victoria muy estrecha frente al candidato de la oposición Henrique Capriles.

Maduro, un chofer de autobuses que fue ungido por el fallecido presidente Hugo Chávez como su heredero político, fue declarado como el ganador de las elecciones presidenciales del domingo por un margen de 50.75 por ciento a su favor contra el 48.97 por ciento que habría obtenido el opositor.

“Vistos los resultados anteriores [...] el Consejo Nacional Electoral procede a proclamar como presidente de la República Bolivariana de Venezuela al ciudadano Nicolás Maduro Moros”, anunció la presidenta del órgano electoral Tibisay Lucena.

Pero la oposición desconoció el resultado y a convocó a un “cacerolazo” nacional para protestar lo que calificó como la instauración de un régimen ilegítimo.

Capriles aseguró que la manera en que se dio la proclamación, sin haber realizado un recuento de los votos, deja al presidente electo como una figura “ilegítima”.

“Usted [Maduro] es el responsable de la paz en el país, de resolver este conflicto político. No venga con el cuento [] de que usted es una mayoría”, expresó Capriles al instar al líder del chavismo a que autorice el recuento de los votos.

Capriles, quien emergió el domingo como el nuevo rostro de los adversarios del chavismo, ha señalado que los resultados anunciados por el CNE no reflejan la votación del domingo, al tiempo que su equipo de campaña ha declarado que el joven dirigente fue quien ganó el domingo.

Otros prominentes líderes de la oposición coinciden.

“Ayer triunfamos y no ganamos, ¿por qué? Porque se robaron las elecciones”, comentó el ex embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Diego Arria.

“Aquí, si no hay un recuento, Venezuela está en el camino de una profunda desestabilización en todas sus dimensiones”, advirtió.

Las señales de descontento se hicieron presentes a lo largo del día, con miles de seguidores de la oposición congregándose en distintos puntos del país.

Militares de la Guardia Nacional dispersaron con gas lacrimógeno y balas de goma a estudiantes que protestaban por los resultados de las elecciones presidenciales.

Los estudiantes, apostados en una carretera al este de Caracas, lanzaron piedras y pedazos de concreto hacia los militares. No se había reportado ningún herido.

Los universitarios buscaban llegar hacia el oeste de la capital venezolana, donde se localiza la mayoría de los edificios de los ministerios de gobierno y el Consejo Nacional Electoral, donde Maduro asistió al acto en que formalmente se produjo su proclamación como ganador de los comicios.

Ciudadanos en toda la capital también realizaron “cacerolazos” justo en el momento en que se realizaba el acto de proclamación.

Al filo del mediodía un grupo de simpatizantes de Capriles marchó desde una plaza del este de la capital de Venezuela hasta el comando de campaña del candidato.

Más hacia el centro de la ciudad, se podían observar vehículos blindados y agentes antimotines apostados en puntos clave de acceso en vías que dan hacia el palacio presidencial de Miraflores, por ejemplo.

Durante sus dos apariciones en público del lunes, Capriles instó a sus seguidores a evitar confrontaciones con las autoridades, pidiéndoles que solo se unan a las actividades organizadas por el Comando Simón Bolívar, su plataforma de campaña, para exigir el recuento de los votos.

Para el martes, los seguidores de Capriles tienen previsto presentarse ante las oficinas del CNE en las diferentes ciudades.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio