Kim Jungah (dcha.), desertora de Corea del Norte, durante una entrevista junto a su marido Kim JongPhil en su casa en Corea del Sur. Kim no habla con su hija desde comienzos del 2013, cuando su esposo cambió el número de teléfono al descubrir que ella se había casado con otro en Corea del Sur.
Kim Jungah (dcha.), desertora de Corea del Norte, durante una entrevista junto a su marido Kim JongPhil en su casa en Corea del Sur. Kim no habla con su hija desde comienzos del 2013, cuando su esposo cambió el número de teléfono al descubrir que ella se había casado con otro en Corea del Sur. Ahn Young-joon AP
Kim Jungah (dcha.), desertora de Corea del Norte, durante una entrevista junto a su marido Kim JongPhil en su casa en Corea del Sur. Kim no habla con su hija desde comienzos del 2013, cuando su esposo cambió el número de teléfono al descubrir que ella se había casado con otro en Corea del Sur. Ahn Young-joon AP

Norcoreanas vendidas para casarlas con chinos

28 de diciembre de 2017 05:20 PM