JAMES BAIN es libre y su sonrisa es más que elocuente, a pesar de los años que pasó en la cárcel.
JAMES BAIN es libre y su sonrisa es más que elocuente, a pesar de los años que pasó en la cárcel.
JAMES BAIN es libre y su sonrisa es más que elocuente, a pesar de los años que pasó en la cárcel.

Inocente después de 35 años en prisión

17 de diciembre de 2009 10:29 PM