Más de 30 pequeños hicieron fila, mientras los Reyes Magos los llamaban uno a uno y la sala de la guardería se llenaba de gritos y aplausos cada vez que uno de ellos recibía su regalo.
Más de 30 pequeños hicieron fila, mientras los Reyes Magos los llamaban uno a uno y la sala de la guardería se llenaba de gritos y aplausos cada vez que uno de ellos recibía su regalo.
Más de 30 pequeños hicieron fila, mientras los Reyes Magos los llamaban uno a uno y la sala de la guardería se llenaba de gritos y aplausos cada vez que uno de ellos recibía su regalo.

Los Reyes Magos reparten alegría

07 de enero de 2010 02:19 AM