Accidente de avión deja tres muertos y un herido en West Palm Beach

11/12/2010 8:33 AM

11/12/2010 1:58 PM

Un investigador de la NTSB llegará a West Palm Beach a las 9.00 para iniciar el largo proceso de revisión del accidente de un avión bimotor que anoche dejó tres muertos y una persona gravemente herida en el Aeropuerto Internacional de Palm Beach, el primer incidente fatal en PBIA en más de una década.

El Seminole Piper PA-44 había llegado desde las Bahamas y estaba previsto partir para Melbourne, mostraron los registros de vuelo. Pero justo después de despegar de la pista 10 alrededor de las 6 p.m., el avión se estrelló contra el asfalto y se incendió, de acuerdo con los trabajadores de emergencias y la administración federal de aviación.

El avión llevaba a dos estudiantes y un instructor de vuelo de la escuela de aviación del Instituto de Technolocty de Florida en Melbourne y otro pasajero que se encontraba en un ejercicio de entrenamiento de vuelo rutinario, confirmó el portavoz de la escuela, Wes Sumner.

"Florida Tech y FIT Aviation sienten un gran dolor en estos momentos", dijo Anthony J. Catanese, presidente de Florida Tech en una nota que se colgó en el portal de la escuela. "Hemos perdido a miembros de nuestra familia universitaria. Nuestros pensamientos y oraciones están junto a todos los que perdieron seres queridos y amigos en esta tragedia".

Las clases de aviación se cancelaron y los estudiantes organizaron una vigilia con velas en el recinto para las 8 de la noche de hoy.

La nave de cuatro asientos, que se dirigía hacia el norte, al parecer voló poco más de dos millas antes de estrellarse, dijo Steve Delai, subjefe del Departamento de Rescates del Condado Palm Beach.

"Cuando llegamos el avión estaba envuelto en llamas", apuntó Delai.

Delai agregó que los bomberos que lucharon contra las llamas encontraron la aeronave sin la cola, que "evidentemente se separó en algún lugar".

El sobreviviente se halló bajo los cadáveres y fue aerotransportado al hospital St. Mary's Medical Center, dijo Delai. El jueves por la noche estaba en estado crítico.

Los nombres de los que perecieron en el accidente y de la persona herida no han sido hasta el momento revelados por las autoridades.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), que se encarga de investigar los accidentes de avión, esperaba al investigador Ralph ("Butch") Wilson en West Palm Beach a las 9 a.m. del viernes, dijo Bridget Serchak, portavoz de la NTSB.

El accidente horrorizó a los pasajeros de un avión comercial que pudideron verlo desde la pista. Debbie Perry acababa de aterrizar de un vuelo procedente de Boston cuando el pequeño avión explotó no lejos de donde estaba.

"Cuando miré, todo lo que pude ver fue una enorme bola de fuego", dijo Perry, recordando los gritos de los otros pasajeros. "Y cuando lo vi, supe enseguida qué había ocurrido".

La última vez que sucedió algo semejante en el Aeropuerto Internacional de Palm Beach fue en septiembre de 1999, cuando un bimotor Beech B-90 se estrelló cerca de una pista, en un accidente en el que murieron las ocho personas que iban a bordo. Investigadores federales estudiaron ese incidente durante casi dos años antes de concluir que todo se debió a que la nave se quedó sin combustible y estaba sobrecargada.

Mientras trabajadores y rescatistas trabajaban en torno a los restos del avión al anochecer del jueves, el aeropuerto continuaba con su tráfico habitual. Algunas personas miraban por las ventanas de la terminal aérea, en tanto los pasajeros que esperaban sus vuelos estaban impresionados.

"Esto que pasó no es precisamente lo que uno quiere escuchar antes de tomar un vuelo", dijo Carlie Pindler, residente de West Palm Beach que se aprestaba a viajar a Nueva York.

Mientras los informes noticiosos se trasmitían por un televisor de un bar del aeropuerto, Maureen Wilson, de New Jersey, bebía una cerveza. Tenía los ojos bañados en lágrimas.

"Es algo verdaderamente atroz", dijo Wilson.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio