Cancelan vuelos en aeropuerto de Miami por falta de combustible

03/24/2011 4:53 AM

09/09/2014 8:30 AM

Un gigantesco incendio en varios tanques de combustible en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) provocó que American Airlines cancelara el jueves 22 vuelos que partían y otros y 14 que llegaban, dijo Greg Chin, portavoz del aeropuerto.

La aerolínea canceló los vuelos para de este modo evitar demoras, dijo Chin. El fuego redujo el suministro de combustible a un 40 por ciento, agregó el portavoz.

Los bomberos batallaron toda la madrugada para sofocar el siniestro, que comenzó el miércoles por la noche. Al amanecer del jueves ya había sido controlado.

Además de American Airlines —que comprende cerca del 70% del tráfico en el MIA— otras líneas aéreas también reportaron tardanzas en sus vuelos.

El incendio también demoró el proceso de abastecer de combustible a los aviones. Toda vez que quedó dañado el principal sistema de abastecimiento de gasolina, el aeropuerto se ha visto obligado a utilizar camiones cisterna, que es un proceso mucho más lento, dijo Chin.

Para añadir más problemas a los que ya tiene el aeropuerto, el Pasillo J fue evacuado a alrededor de las 8:30 a.m. del jueves debido a un paquete sospechoso. La policía de Miami-Dade acudió al lugar y se encuentra allí investigando la situación.

Los automovilistas que conducían cerca del aeropuerto podían ver una gran columna de humo que subía desde el aeropuerto poco después de las 11 p.m.

El capitán Eric Baum, portavoz de los bomberos de Miami-Dade, dijo que el tanque de combustible explotó en la esquina sureste del aeropuerto, cerca de LeJeune Road. El fuego no estuvo cerca de las pistas ni de las terminales y nadie resultó lesionado. De igual modo, se desató cuando había pocos vuelos fijados para aterrizar.

Baum dijo que los bomberos tenían en un principio 20 unidades en el lugar del fuego, todas trabajando para intentar contener las llamas. La estrategia, señaló el portavoz, era dejar que los tanques que ya ardían se quemaran mientras se protegía a los otros.

“Se trata de una operación sumamente peligrosa”, dijo Baum. “Hay mucho líquido. Nuestra táctica ahora consiste en evitar se incendien tanques adicionales”.

En las primeras horas del jueves, los bomberos todavía no sabían qué había causado el espectacular fuego, así como tampoco cuántos tanques se incendiaron.

Las autoridades le aconsejaron a los viajeros que querían saber si sus vuelos se verían afectados que llamaran a sus aerolíneas para saber cuál era la actualización de la situación.

De igual modo le dijeron a los viajeros que se dirigían al aeropuerto que tomaran la carretera estatal 836 o la 112.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio