Más de 2,600 personas protestan en Miami contra deportación de estudiante

03/02/2012 10:34 AM

03/14/2012 3:24 PM

Más de 2,600 estudiantes de secundaria en North Miami salieron a la calle el viernes por la mañana para protestar la posible deportación de su compañera de clases Daniela Peláez, de Colombia.

Gritando consignas como "No deporten a Daniela"y "justicia para Daniela", los estudiantes recorrieron las calles alrededor de la escuela north Miami Senior High como una muestra de solidaridad con su compañera de 18 años, quien recibió recientemente una orden de un juez de inmigración de abandonar el país.

Aunque la policía de Inmigración y Aduanas (ICE) indicó el jueves por la noche que no tiene planes de proceder contra Daniela, los compañeros de la joven, así como sus profesores y funcionarios de la Junta Escolar, decidieron continuar con la manifestación como una muestra de que no van a permitir ningún intento de las autoridades migratorias de tomar acciones contra la joven.

"Sería por sobre mi cadáver que pudieran deportar a Daniela", dijo el superintendente de la Junta Escolar, Alberto Carvalho, quien habló a los reporteros poco después de la manifestación junto con Daniela.

Carvalho dijo que estaba enfurecido por la idea de que las autoridades migratorias quisieran deportar a Daniela, diciendo que "ya es hora que los políticos dejen de hacer declaraciones que afectan a los inmigrantes."

El Superintendente de la Junta Escolar recordó que él mismo es un inmigrante portugués y que se sentía identificado con Daniela porque "hubo veces que yo mismo no podía presentar un papel" migratorio.

Daniel dijo que se sentía "muy feliz de que todos me expresaran su apoyo" y que lo único que desea es ir a la universidad y convertirse en una cirujana cardiovascular.

El caso de Daniela salió a la luz el jueves, cuando sus compañeros comenzaron a movilizarse para la manifestación y hacer llegar a los medios de prensa el temor que tenían de que la joven, una de las mejores estudiantes de su clase, pudiera ser deportada.

Aunque sí pesa una orden de un juez para que ella abandone el país, la orden puede ser apelada y el ICE dijo en un comunicado el jueves por la noche que mientras eso ocurra ellos no van a tomar ninguna acción.

ICE indicó también en el comunicado que existen otros recursos que podrían prevenir la expulsión de Daniela, incluyendo una nueva política más benevolente de la administración del presidente Barack Obama que permite a fiscales del gobierno cerrar casos de deportación, principalmente para jóvenes que llegaron cuando eran niños, que están en la escuela o que tienen familiares que son estadounidenses o están en las fuerzas armadas.

Daniela llegó a Estados Unidos cuando tenía cuatro años y es una estudiante brillante. Su hermano es ciudadano estadounidense y actualmente es miembro del Ejército de los Estados Unidos.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio