Más de 58,000 pedófilos están registrados en Florida

10/31/2012 6:02 PM

11/01/2012 5:19 AM

Más de 58,000 pedófilos están registrados en Florida, según la base de datos del Departamento de Policía del estado (FDLE, en inglés), equivalente a 311 agresores sexuales a menores por cada 100,000 habitantes.

El número de registrados en el FDLE registró un incremento del 73% en los últimos cinco años, más del doble del experimentado por otros estados durante el mismo período, según cálculos del Centro Nacional para Niños Desaparecido y Explotados (NCMEC, en inglés).

La cifra de 311 pedófilos por cada 100,000 habitantes es superior a los 195 de California y los 279 de Texas, los estados con mayor cantidad de agresores sexuales a menores de la nación.

Este aglutinamiento es peligroso para los más pequeños, de acuerdo con expertos.

“El aglutinamiento, vivir juntos y hasta recibir terapia de grupo no es recomendable para estos pedófilos, que siempre lo serán”, explicó a Efe el profesor Stephen Holmes, catedrático asociado del Departamento de Justicia Criminal de la Universidad del Centro de la Florida y autor del libro “Sex Crimes: Patterns and Behaviors”.

“Esto se presta a que exista un intercambio de información, ideas y de sus fantasías con menores que luego pueden llevar a la práctica, y eso es muy dañino para los menores”, aseveró Holmes.

Cerca de 7.000 pedófilos residen en los condados de la Florida Central, siendo el de Orange, y su Ciudad de Orlando, los lugares más atractivos, con una cifra combinada de 3,374.

“No sabemos por qué ocurre este fenómeno”, dijo a Efe el sargento de la Policía de Orlando Vincent Ougburn.

Orlando, con sus parques y atractivos turísticos, y hogar de 69,209 hispanos, ofrece a estos pedófilos más posibilidades de encontrar un lugar para vivir.

En esta ciudad, los pedófilos no pueden residir a menos de 1,000 pies cuadrados de distancia de parques, escuelas y otros lugares frecuentados por niños, a diferencia de otras ciudades que han impuesto límites más severos de 2.500 pies cuadrados, como Clermont, en el Condado Lake, y West Palm Beach, en el sur.

“Nosotros nos guiamos por las leyes estatales que delimitan esos 1,000 pies cuadrados. Sería un asunto del Consejo de la ciudad y de la Legislatura (de Florida) el buscar cambios en esas ordenanzas y leyes”, acotó Ougburn.

“No podemos hacer nada para controlar a estos agresores sexuales, pero los padres deberían de vigilar a sus hijos y acompañarlos, por ejemplo durante recogida de caramelos en la Noche de Brujas”, abundó.

Además, en el sitio en internet del FDLE se destacan diariamente a unos 10 pedófilos sexuales de origen hispano a quien la agencia ha perdido la pista y pide ayuda a la ciudadanía para encontrarlos.

“El registro sirve un buen propósito porque, al estar vigilados, estos pedófilos controlan su conducta, pero no sabemos nada de esos que no lo están y que en realidad pueden ser cualquiera, pues viven entre nosotros y ése es el gran peligro”, concluyó el profesor Holmes.

A pesar de las dificultades, las autoridades siguen combatiendo estos delitos, como el operativo “Telaraña 2012”, efectuado por la Comisaría de Orange, que esta semana concluyó con el arresto de 31 personas, cinco de ellos hispanos, sospechosas de viajar a ese condado con la intención de cometer una ofensa sexual contra un menor de 14 años.

Según dijo a Efe Stacie Sheehan, representante del NCMEC, el aumento de pedófilos en Florida y especialmente en el centro del estado no necesariamente implica más peligro para los menores.

“Creemos que en realidad se trata al hecho de que las autoridades policiales de Florida están más atentas y juegan un papel increíble en la lucha contra los pedófilos, a quienes vigila de cerca y eso es algo bueno”, dijo Sheehan.

En opinión de esta agencia que lucha contra la explotación sexual de menores, Florida es un estado modelo en la lucha contra los pedófilos.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio