Policías del sur de la Florida terminan turnos antes de tiempo

12/10/2012 1:42 PM

10/12/2013 8:23 AM

Hace tiempo, los policías del sur de la Florida solían regresar a la estación al final de su turno de trabajo para entregar tanto los documentos del día como los autos patrulleros. Sin embargo, la tecnología ha cambiado la rutina de los departamentos, y las laptops, los radios y autos que se llevan a la casa hacen posible que se ausenten largas horas o terminen de trabajar antes de tiempo.

"Sin duda es algo que resulta fácil", dijo el mayor Jorge Colina, de la policía de Miami, encargado de supervisar la Sección de Asuntos Internos del departamento policíaco más grande del municipio. "El policía espera no tener que responder a una llamada, pero puede irse antes de tiempo y ya estar en la autopista de regreso a su casa cuando se despide hasta el día siguiente".

Según documentos del peaje de SunPass que fueron analizados por el Sun Sentinel, los policías de distintos departamentos, desde Plantation hasta Miami, se van para sus casas antes de que termine oficialmente su horario de trabajo, en ocasiones a través del uso del radio desde lugares que no están cerca de su jurisdicción.

De todos modos, la tecnología moderna puede ser un arma de doble filo, y en la actualidad los departamentos de policía están utilizando un método virtual más estricto para controlar a sus hombres.

Este año, la instalación de un localizador GPS en un auto patrullero, además de una investigación sobre su teléfono celular y documentos del SunPass terminó con la carrera del teniente de la policía de Broward Eric Wright.

Investigadores de Asuntos Internos descubrieron que Wright trabajaba en otro empleo durante las horas en que se suponía estaba supervisando a patrulleros en Weston, que algunas veces se iba antes de tiempo y otras ni se molestaba en ir a trabajar.

El policía de Broward Erik Knutsen se metió en problemas cuando los investigadores verificaron documentos de los radios de la policía y hallaron que afirmaba estar respondiendo llamadas cuando en realidad estaba en Booby Trap, un club de bailarinas desnudistas de Pompano Beach, según reveló una investigación de Asuntos Internos.

Knutsen fue despedido cuando un localizador GPS se instaló de forma secreta en su auto patrullero y se detectó que pasaba una cuarta parte de su horario de trabajo en clubs de bailarinas desnudistas que quedaban fuera de su zona de patrulla.

Por su parte, Miami Beach busca emplear este tipo de tecnología para mejorar la responsabilidad del Departamento de Policía, y planea instalar localizadores GPS en los autos patrulleros.

"Después de que hagamos esto" dijo Mark Overton, jefe de la policía de Miami Beach, "va a ser más fácil para nosotros chequear los informes y ver dónde están nuestros hombres las 24 horas del día los siete días de la semana".

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio