Miami emite bonos por $45 millones para pagar por el túnel

12/13/2012 12:51 PM

12/13/2012 8:00 PM

A pesar de las dos investigaciones federales sobre las finanzas de la Ciudad de Miami y una reciente ola de críticas al Departamento de Finanzas, el jueves los funcionarios municipales anunciaron la exitosa venta de unos $45 millones en bonos a tiempo para pagar su parte del costo de excavar el Túnel del Puerto de Miami.

De hecho, debido a un clima favorable para los bonos municipales, considerados de bajo riesgo, los inversionistas pagaron una prima adicional para participar en la compra. Además, la Ciudad sólo pagará un interés de 3.82 por ciento —muy por de abajo del 4.25 por ciento que se había pronosticado originalmente. Estos factores y otros significará un ahorro multimillonario a lo largo de los 18 años de la vida de los bonos.

“Es una noticia positiva para la Ciudad”, dijo el administrador Johnny Martínez. “La Ciudad mantiene una buena imagen en el mercado de los bonos”.

La Ciudad había limitado la venta de los bonos a menos de 35 instituciones financieras sofisticadas. Sin embargo, funcionarios con conocimiento del proceso de la venta dijeron que la reacción en el mercado eran tan positiva que una institución quiso comprar todos los bonos. Finalmente, la Ciudad repartió los bonos entre tres inversionistas, aunque la institución Goldman Sachs compró la mayoría.

Originalmente, la Ciudad propuso emitir hasta $50 millones en bonos para pagar los $45 millones que debe al banco Wells Fargo, más casi $1.9 millones en interés y otros gastos asociados con la emisión de los bonos. Sin embargo, los inversionistas pagaron unos $5.3 millones a la Ciudad en primas para participar en la compra. Eso redujo el monto total en bonos que la Ciudad tuvo que emitir a $44.7 millones.

“Los inversionistas pagaron más para comprar nuestros bonos”, declaró el comisionado Wifredo “Willy” Gort. “Eso significa que tienen fe en nosotros”.

A lo largo de la duración de los bonos, la Ciudad tendrá que pagar unos $67 millones, incluyendo el interés; bajo las proyecciones iniciales, la Ciudad pagaría unos $73 millones.

“Esto demuestra que los mercados de acciones y bonos ven a la Ciudad de Miami como un lugar que cada vez es más saludable”, dijo el comisionado Marc Sarnoff, cuyo distrito incluye el Omni y el Puerto de Miami. “Gracias a todos por llegar a un resultado que ahorrara millones de dólares a la Ciudad”.

En realidad, es la Agencia de Reurbanización Comunitaria (CRA) del Omni, y no la Ciudad, que tendrá que pagar la deuda a largo plazo. La CRA es un agencia casi gubernamental financiada en parte por los impuestos sobre la propiedad que son colectados en esa zona.

La venta de los bonos y el pago de la deuda con Wells Fargo, que se vencía a principios de enero, cierra un conflictivo capítulo para el atribulado Departamento de Finanzas. Hace un mes, la Comisión aplazó un voto sobre el plan para emitir los bonos tras el repentino descubrimiento de que la Ciudad había terminado el último año fiscal con un inesperado superávit millonario.

En esos momentos, los comisionados Francis Suárez y Michelle Spence-Jones declararon que no sabían si podían confiar en las cifras financieras y pidieron más tiempo para estudiar el plan de bonos. Finalmente, la Comisión votó unánimemente por la emisión de bonos.

Esta polémica ocurrió poco después de la salida del ex director del Departamento de Finanzas, quien carecía con el requisito básico de una licencia de contador público.

Mientras tanto, la Ciudad sigue bajo investigación por la Comisión de Bolsas y Valores de Estados Unidos (SEC). Recientemente, la SEC anunció planes de imponer cargos civiles contra la Ciudad por supuestamente defraudar a inversionistas con anterioridad a la emisión de bonos en los años 2007 y 2008. En otro caso, la SEC está investigando la posibilidad de fraude durante la emisión de bonos municipales para el financiamiento del estadio de béisbol de los Marlins de Miami.

Debido a estas investigaciones, la Ciudad realizó un proceso extenso para asegurar la diligencia debida. Se contrató un equipo de expertos legales y financieros, incluyendo Morgan Lewis & Bockius, Squire Sanders, Bryant Miller & Olive y Broad & Cassel, que trabajaron junto con la Oficina de la Abogada de la Ciudad. Ademas, el asesor independiente de la Ciudad, la firma PFM, también revisó los detalles.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio