Liberan a veterano de la Marina de EEUU que fue arrestado en México

12/22/2012 5:00 AM

12/23/2012 12:03 AM

Jon Hammar, el veterano de la Infantería de Marina del Sur de la Florida que fue detenido en una prisión mexicana fronteriza, por introducir la escopeta de su bisabuelo en el país, fue liberado el viernes en lo que su madre llamó un “milagro de Navidad”.

Hubo una demora de último minuto con respecto a los papeleos, pero la representante de la Florida Ileana Ros-Lehtinen, quien había estado esforzándose porque lo pusieran en libertad, dijo que él estaba de vuelta sano y salvo en Estados Unidos tras dejar la cárcel en Matamoros, México.

Su madre, Olivia, dijo que ella y su esposo se despertaron con una llamada de las 2:30 a.m. del abogado defensor de Hammar con la buena noticia. El padre de Hammar, Jon, encontró rápidamente un vuelo a Texas.

“Llegamos en 11 minutos al aeropuerto desde nuestra casa en Palmetto Bay”, dijo Olivia a The Miami Herald. “Este es nuestro milagro de Navidad”.

El Hammar mayor esperó a su hijo, a la salida de la cárcel junto a funcionarios del Departamento de Estado, la Patrulla de Aduana y Fronteras y de la Policía de Inmigración y Aduana de EEUU, según la oficina de Ros-Lehtinen.

Hammar y su padre permanecerán en Texas por unos días, dijo Olivia, porque su hijo está interesado en recuperar la casa móvil Winnebago de 1972 que manejaba – y unas nueve tablas de surf que transportaba – cuando las autoridades mexicanas lo arrestaron.

“Será el cierre del capítulo para él”, agregó Olivia.

Hammar fue arrestado el 13 de agosto cuando él y otro veterano de la Infantería de Marina, quienes se encaminaban a Costa Rica para surfear, trataron de pasar por México. Las autoridades estadounidenses le dijeron a Hammar que podía declarar una escopeta Sears & Roebuck de seis décadas en la frontera. El arma de fuego es apropiada para disparar a conejos y pájaros.

Pero las autoridades mexicanas no aceptaron los documentos de registro en EEUU de Hammar para la reliquia desarmada. Los fiscales lo acusaron con un delito grave: posesión de un arma de fuego restringida al uso de las fuerzas armadas de México.

Hammar fue enviado a la prisión de Matamoros, donde, en un momento dado, los internos que pertenecen a los carteles locales de la droga llamaron a los padres de Hammar para tratar de sacarles dinero.

Funcionarios estadounidenses intervinieron y se separó a Hammar de la población penal general, pero aún pasaba gran parte de su tiempo encadenado a una cama para que no escapara.

McClatchy, la compañía matriz del Herald, informó por primera vez el 6 de diciembre del aprieto de Hammar, cuando su familia decidió hacer público el caso. Los legisladores respondieron rápido. El senador Bill Nelson, un demócrata por la Florida, exhortó a México a liberar a Hammar. La representante Ileana Ros-Lehtinen, republicana por Miami, y la familia de la congresista usaron su posición como presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes para presionar a las autoridades estadounidenses y mexicanas.

Ella criticó a la administración de Obama por lo que dijo era un fallo de ofrecer detalles sobre los esfuerzos para liberar a Hammar y persuadir a varios de sus colegas en el Congreso a firmar cartas al Departamento de Estado y al Departamento de Seguridad Nacional a nombre de Hammar.

Ros-Lehtinen salió a Twitter el viernes por la mañana para darle publicidad a la inminente liberación de Hammar después que su madre llamó a la oficina de la representante en Washington.

“No podemos creerlo, pero las oraciones y el trabajo duro realmente dieron resultado”, dijo Ros-Lehtinen. “Parece que vamos a tenerlo en casa para Navidades”.

Nelson, cuya oficina también habló con la madre de Hammar, dijo que un ayudante de un representante legal de la Procuraduría General de México confirmó la liberación. El consulado de EEUU está en alerta para escoltar a Hammar de vuelta a Estados Unidos.

“Ningún estadounidense debe estar durante cinco meses en una prisión mexicana sin ser capaz de tener su caso frente a un juez”, dijo Nelson. “Estamos agradecidos; éste es un buen regalo de Navidades”.

Ros-Lehtinen, quien sostuvo la semana pasada una conferencia de prensa en su oficina de Miami con varios de los familiares y amigos de Hammar, elogió a la comunidad por apurarse a dar a la publicidad su caso. Una solicitud en internet para liberar a Hammar, creada por su hermana más joven, Katie, tenía más de 26,000 firmas el viernes por la mañana. Esta semana anteriormente, los comisionados de Miami-Dade aprobaron una resolución, patrocinada por el comisionado José “Pepe” Díaz, pidiendo la liberación de Hammar.

La congresista también elogió al embajador mexicano saliente, quien estaba de vacaciones – y en su última semana en el cargo antes de que asumiera un nuevo presidente – por tratar con el caso de Hammar.

“Le dije, ‘Qué buena forma de terminar con su mandato y qué buena forma de comenzar con una nueva administración mexicana’”, dijo Ros-Lehtinen.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio