Una empresa de Miami decidida a subastar un Banksy desaparecido en Londres

02/22/2013 6:07 AM

02/22/2013 6:09 AM

Una casa de subastas de Miami sigue decidida a vender por más de medio millón de dólares un Banksy que desapareció recientemente de las calles de Londres, algo que indigna a muchos seguidores de este artista callejero que con tanto recelo mantiene en secreto su identidad.

“Sí, la subasta se va a celebrar porque hemos llevado a cabo las debidas diligencias para comprobar la titularidad de la obra”, dijo a Efe una portavoz de Fine Art Auctions Miami, la firma que tiene previsto sacarla a la venta mañana en internet.

La disputada obra es “Slave Labor (bunting boy)” (Tarea esclava, el chico de los banderines), un pequeño mural callejero atribuido al artista británico Banksy, que hasta la semana pasada estaba en la parte baja de una pared de una calle de Londres.

Sin embargo, y sin saber muy bien cómo ha ocurrido, hoy allí solo se puede ver un hueco en la pared que ha sido tapado con cemento, mientras que la obra figura en el catálogo de una subasta de arte moderno, contemporáneo y callejero que organiza Fine Art Auctions Miami, junto a más de un centenar de creaciones.

El mural, de 122 x 152 centímetros y que ha sido extraído junto al trozo de pared que ocupaba, tiene un precio de salida de 400.000 dólares, aunque la compañía ha cifrado su valor entre el medio millón y los 700.000 dólares.

Por el momento ya se han presentado dos ofertas por “Slave Labor”, que muestra a un niño de origen asiático sentado en el suelo, descalzo y cosiendo con una máquina de coser antigua pequeñas banderas del Reino Unido. En la web de la subasta no se ofrece información sobre el importe propuesto ni la identidad de quienes pujan.

En esta misma subasta también está a la venta otro Banksy, “Wet Dog”, valorado entre 600.000 y 800.000 dólares, aunque por este aún no se han presentado ofertas.

El precio más alto conocido por una obra de este artista son los 1,87 millones de dólares que se pagó en 2008 por su “Keep It Spotless” en una subasta de Sotheby's en Nueva York.

Fine Art Autions Miami asegura haber hecho “todas las comprobaciones necesarias” para estar seguros de que “Slave Labor” es propiedad de quien dice ser su dueño, del que la citada portavoz no quiso facilitar ningún detalle.

En principio, sería previsible que el “dueño” fuera el propietario de la pared, que simplemente ha vendido un trozo de su pared, con independencia de que alguien, encima de manera anónima, haya dibujado en ella.

La portavoz se limitó a reiterar que la compañía tiene plenas garantías legales de que la obra no es robada. Aún así, a los vecinos del barrio londinense de Wood Green les ha sorprendido que la obra -que como gran parte de las obras de Banksy atraía a un gran número de visitantes- haya desaparecido de la noche a la mañana.

Y es que este artista, del que se desconoce su verdadera identidad, se ha ganado el reconocimiento mundial gracias a lo impactante de su obra. Esa fama se disparó tras el interesantísimo documental (o falso documental, según algunos) que él mismo dirigió, “Exit Through the Gift Shop” (2010) y que fue nominado a un Oscar.

Desde la casa de subastas dicen que sólo harán públicos los detalles de cómo han conseguido el cuadro y de con quién han firmado el contrato para subastar la pieza si se demuestra que es falso.

“Estaremos encantados de darle más detalles si usted puede probar que la obra fue retirada o adquirida de manera ilegal”, apuntó la portavoz, quien dijo tener órdenes de transmitir este mismo mensaje a las decenas de periodistas y curiosos que en los últimos días la han llamado para pedir detalles.

Preguntada sobre si se puede ir a ver la obra a la galería donde exponen parte de los 116 lotes a la venta, situada en el emergente barrio miamense de Wynwood, la portavoz explicó que el mural no está allí.

“Es algo que tampoco le puedo comunicar, pero desde luego no está aquí en Miami”, aclaró sobre la disputada obra, creada por Banksy el año pasado en lo que se entendió como un ataque al jubileo de diamantes de la reina Isabel II o a los Juegos Olímpicos.

Banksy no firma sus obras y jamás ha autorizado expresamente la venta de sus obras en una subasta. Una de las preguntas frecuentes de la que se supone que es su web es qué opina Banksy de que sus obras se subasten.

A ello contesta con una cita de Henri Matisse: “Me avergoncé mucho al ver a mis lienzos alcanzar altos precios, me vi a mí mismo condenado a un futuro de pintar solo obras maestras”.

Sin embargo, también hay voces que insinúan que episodios como este dan una gran publicidad a su obra y podría ser una trama para financiar de manera indirecta su trabajo.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio