Se amplía ACOs, el cuidado coordinado a pacientes de Medicare

03/07/2013 3:45 AM

09/09/2014 10:01 AM

Proporcionar un cuidado coordinado de calidad y al mismo tiempo bajar los costos de atención médica al paciente es una iniciativa por la que ya apuestan algunos médicos, hospitales y proveedores de servicios médicos del país.

Esa iniciativa se conoce como ACOs (Accountable Care Organizations) y fue un modelo presentado para reducir los costos de los pacientes del Medicare en el 2009, impulsado por los creadores de la Affordable Care Act y apoyado por la Federal Healthcare Reform, la cual empezó a implementarse en algunos sistemas de salud del país a mediados del año pasado y se espera que se siga extendiendo.

Los ACOs son grupos de médicos, hospitales y otros proveedores de salud que deciden unirse voluntariamente para brindar cuidado de salud de calidad y de manera coordinada a los pacientes de Medicare a los que sirven.

El objetivo del cuidado coordinado es asegurar a los pacientes, especialmente a aquellos con enfermedades crónicas, la atención adecuada en el momento indicado, así como evitar la duplicación de servicios y exámenes y prevenir errores médicos.

En teoría, cuando el programa tiene éxito, tanto en brindar un cuidado de calidad como en gastar el dinero de manera más inteligente, se refleja en ahorros para el programa de Medicare.

“Los ACOs tienen la meta de un cuidado coordinado y priorizan, además, la medicina preventiva. Todavía están en estudios piloto. Algunos hospitales esperan, a manera de observadores, para ver los resultados de los pioneros que ya se han embarcado en la prueba”, destacó el doctor Olveen Carrasquillo, profesor asociado de medicina y director de la División de Medicina Interna General en la University of Miami Miller School of Medicine.

En el sistema de salud de UM no se ha implementado el programa. Otros centros especializados en el cuidado de pacientes mayores como Leon Medical Centers y Pasteur Medical Center tampoco participan en los ACOs.

Dos grupos médicos de Miami-Dade que han entrado en el programa son BAROMA Health Partners y South Florida ACO, así como las farmacias Walgreens.

La iniciativa de los ACOs ha sido adoptada de manera informal con diferentes nombres y se ha adaptado a las necesidades de cada sistema médico.

En Miami, por ejemplo, Florida Blue (Blue Cross and Blue Shield of Florida) creó una organización informal con Baptist Health South Florida y un grupo de oncólogos bajo el nombre de Shared Savings Agreement.

“Ya teníamos relación con ese seguro, pero ahora todo cambia con este plan en el que todos los proveedores estamos trabajando juntos para ver la manera de mejorar los servicios y recortar los gastos”, destacó Lynda Barcelo, directora de Value Initiatives de Baptist Health System.

“Muchos seguros pagan individualmente los servicios y muchas veces la coordinación no es buena. La idea es coordinar bien los servicios para bajar los costos”, añadió Barcelo.

En el caso del grupo afiliado a Baptist la prueba se inició con pacientes de cáncer, una especialidad en la que el tratamiento es altamente costoso.

“Dependemos el uno del otro. Son tres entidades al cuidado de una persona: el seguro, el que paga; el médico oncólogo, que se convierte en el médico primario y puede coordinar diagnósticos, exámenes y tratamientos en el hospital que presta los servicios”, describió Barcelo, quien a su vez informó que aun no hay resultados concretos del programa, iniciado en mayo del 2012.

“No hemos cumplido el año, es muy temprano para dar resultados, sin embargo cada tres meses se hace un análisis del balance equilibrio entre resultados médicos y costos. Hasta el momento, la tendencia indica que los costos de cuidado no han subido. Se calcula que en el cuidado médico del cáncer, en general, se ha incrementado en un 10 por ciento, pero en nuestro caso ha permanecido igual. Lo cual significa un ahorro del 10 por ciento”, destacó.

Mientras que el concepto podría llevar a grandes cambios en el sistema, muchos de ellos no serían notados por el paciente.

El modelo de ACOs implica que un coordinador de cuidado del paciente puede seguir su récord médico si ha estado hospitalizado, asegurarse de que le den sus prescripciones y de que se hagan las citas con el doctor. El sistema también evitaría que los médicos no dupliquen tratamientos o pruebas.

Para algunos observadores, los ACOs podrían ser efectivos en de beneficio Miami, donde el beneficiario promedio de Medicare tiene los más altos costos en comparación con otras ciudades del país.

Estudios de investigadores de Dartmouth Atlas of Health Care indican que los elevados costos en Miami vienen de que los seniors son enviados de especialista en especialista, sin coordinación, lo cual a menudo duplica las pruebas médicas.

“Si resultan como están planeados, los ACOs pueden tener muchas ventajas, pero hay que ver más allá de la teoría.

“No es fácil cambiar de un día para otro todo el sistema; va a tomar tiempo”, concluyó Carrasquillo.

John Dorschner, reportero de The Miami Herald, colaboró con esta información.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio