Sur de la Florida

julio 18, 2013

Jueza de Palm Beach le ordena a adolescente que cuente por escrito sus errores

Una jueza de un tribunal de drogas del Condado Palm Beach quiere que Michael Brewer reconozca sus errores por escrito. El adolescente de Deerfield Beach, que ocupó titulares de prensa en el 2009 cuando fue quemado por compañeros de escuela, fue arrestado el pasado mes de marzo y acusado de posesión de drogas.

El 27 de junio, Brewer no acudió a una audiencia obligatoria, según el periódico Sun Sentinel. Cuando se presentó cuatro días más tarde, la jueza de Circuito Caroline Shepherd le ordenó que escribiera un pequeño ensayo de 500 palabras sobre cómo se debe comportar de forma responsable en una corte de drogas. Brewer tiene hasta el 29 de julio para entregar el escrito.

Brewer, de 18 años, fue arrestado en el Condado Palm Beach el 20 de marzo, y se enfrenta a varios cargos de drogas, entre ellos posesión de una sustancia controlada sin receta, posesión de cocaína, posesión de marihuana y posesión de parafernalia de drogas. El arresto tuvo lugar después que un patrullero de la Patrulla de Caminos de la Florida (FHP) detuvo a Brewer cuando hizo un giro en U ilegal en Belvedere Road al este de la carretera estatal 7. En el informe del patrullero, Brewer admitió que no tenía licencia de conducción válida. En su reporte, el patrullero señaló que sintió “un fuerte olor a marihuana cruda que salía del interior del vehículo”.

Cuando el patrullero le preguntó si tenía consigo alguna sustancia ilegal, Brewer le respondió que acababa de comprar un poco de marihuana y unas pipas de cristal.

El patrullero le pidió a Brewer que saliera del automóvil, y mientras registraba el auto, “una bolsa plástica que contenía una sustancia verdosa cayó al piso junto con un recipiente carmelita que contenía pequeñas piedras blancas”.

Con un rápido vistazo el agente supo que el material en la bolsa era marihuana y las piedrecitas cocaína en piedra. En mayo, Brewer tuvo suerte de que los cargos de drogas se transfirieron al programa de tribunal de drogas, donde las personas que cometen por primera vez un delito pueden evitar ser procesadas si terminan varias condiciones que impone el tribunal.

Bajo los términos del programa, Brewer debe asistir a consejería sobre el abuso de sustancias controladas, someterse dos veces a la semana a exámenes para detectar vestigios de drogas, asistir a 12 semanas de clases para educar sobre el consumo de narcóticos y acudir a reuniones de Alcohólicos Anónimos o Narcóticos Anónimos.

Contenido Relacionado

Comentarios

Videos

Videos destacados