Nelson Laboy, un alumno de 10mo. grado, abraza a su madre Camille Aponte el miércoles en la entrada de la secundaria Marjory Stoneman Douglas, que reabrió sus puertas tras la masacre del Día de San Valentín que dejó 17 muertos y 15 heridos.
Nelson Laboy, un alumno de 10mo. grado, abraza a su madre Camille Aponte el miércoles en la entrada de la secundaria Marjory Stoneman Douglas, que reabrió sus puertas tras la masacre del Día de San Valentín que dejó 17 muertos y 15 heridos. MATIAS J. OCNER mocner@miamiherald.com
Nelson Laboy, un alumno de 10mo. grado, abraza a su madre Camille Aponte el miércoles en la entrada de la secundaria Marjory Stoneman Douglas, que reabrió sus puertas tras la masacre del Día de San Valentín que dejó 17 muertos y 15 heridos. MATIAS J. OCNER mocner@miamiherald.com

Emociones y recuerdos colman el primer día de clases tras la masacre en Stoneman Douglas

28 de febrero de 2018 04:59 PM