Ros-Lehtinen teme que Obama intercambie a Alan Gross por espías

06/05/2014 5:11 AM

09/09/2014 1:10 PM

Cuando se dio a conocer la noticia del intercambio de prisioneros hecho por el presidente Barack Obama, del que formaron parte cinco talibanes detenidos en la Bahía de Guantánamo, muchos se preguntaron sobre el destino de otra persona encerrada en Cuba: Alan Gross, el contratista del gobierno estadounidense de quien muchos consideran que ha sido encarcelado bajo cargos falsos de espionaje.

La administración de Obama afirma que no está negociando por Gross.

Pero la representante federal Ileana Ros-Lehtinen, republicana de Miami y líder del exilio cubano, no cree que la administración esté siendo honesta.

“Creo seriamente que la administración está considerando la posibilidad de un canje”, dijo Ros-Lehtinen. “La administración ha demostrado no ser fiel a la ley, y no se puede confiar en ella”.

Por ejemplo, dijo Ros-Lehtinen, la administración le informó hace dos años a ella y a otros miembros del Congreso en una sesión de inteligencia a puertas cerradas, sobre la propuesta de intercambio de los cinco talibanes por el soldado estadounidense Bowe Bergdahl, quien probablemente desertó durante su misión en Afganistán.

Ros-Lehtinen, el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner y otros objetaron a la idea de negociar con terroristas.

“Ellos nos dijeron: ‘Los comprendemos perfectamente’. Y dos años después, ¿qué es lo que vemos?”, dijo. “Un canje de prisioneros”.

En el intervalo, el Congreso aprobó una ley que requiere la notificación de cualquier transferencia de presos de Guantánamo con 30 días de antelación. Obama, al firmar la ley, hizo pública una declaración de firma que esencialmente le daba la prerrogativa de ignorarla bajo circunstancias especiales.

Obama, como candidato presidencial en el 2007, criticó el uso de declaraciones de firma por parte de la administración anterior, diciendo: “Yo no usaré declaraciones de firma para anular o socavar las instrucciones congresuales hechas ley”.

En el caso de Gross, Ros-Lehtinen publicó notas de prensa a principios de semana en inglés y español tergiversando los reportes de prensa sobre Gross, quien fue arrestado en Cuba en el 2009 luego de que las autoridades cubanas dijeron que él tenía en su poder teléfonos de satélite y otros equipos de comunicación prohibidos. Gross dijo que los equipos estaban destinados a la comunidad judía de la isla.

La nota de prensa de Ros-Lehtinen afirmó que los “reportes de prensa” indicaban que la administración “podría estar considerando“ un canje con Cuba: Gross a cambio de los tres “Cinco de Cuba” convictos de espionaje presos en Estados Unidos.

Los reportes de prensa en ese momento dijeron que Obama no estaba considerando eso.

La nota de prensa de Ros-Lehtinen en español fue aún más lejos, diciendo que Obama “está considerando” un intercambio.

Ros-Lehtinen admitió el error, pero dijo que no importaba. Ella cree que la administración está hablando en secreto con Cuba.

Ella llamó la atención sobre el intercambio entre la prensa y la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki , a quien se le preguntó repetidas veces sobre Gross. Al final, un periodista preguntó si “la administración todavía se opone a cualquier acuerdo con los cubanos con relación a Alan Gross que invloucre a los tres restantes de los Cinco de Cuba”

Psaki: “Nada ha cambiado en ese caso. No”.

De modo que, en público, Obama y Ros-Lehtinen mantienen la misma posición.

Ros-Lehtinen dijo que las “evasivas” anteriores de Psaki antes de que el periodista preguntara sobre “cualquier acuerdo con los cubanos” — sugerían que había otra cosa detrás.

De modo que, ¿quién tiene la razón?

“Lo veremos en dos años”, dijo Ros-Lehtinen, refiriéndose al fin del mandato de Obama.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio