Sandy deja devastación total en Nueva York y la costa este

10/31/2012 3:06 AM

09/09/2014 9:20 AM

Tras el paso del huracán Sandy, que dejó a su paso un rastro de destrucción letal, apagones devastadores y grandes inundaciones, millones de personas en la región metropolitana de Nueva York pasaron el martes evaluando los daños y preparándose para la posibilidad de que podrían pasar días e incluso semanas antes de que la vida regresara a la normalidad.

Menos de 24 horas después de tocar tierra en la costa del nordeste el lunes en la noche, la tormenta empezó a debilitarse. Pero la fuerza de las violentas ráfagas y las intensas lluvias que transformaron los paisajes de la Ciudad de Nueva York y la región circundante en cuadros de destrucción fue extrema y sin precedentes.

Alrededor de 6 millones de personas, incluyendo muchas en una considerable porción de Manhattan, quedaron sin electricidad. Las calles estaban cubiertas de escombros y hubo edificios dañados. Siete túneles del tren subterráneo debajo del East River quedaron inundados. Aunque varios puentes que cruzan el río iban a volver a abrir pronto, otros medios de transporte público, incluyendo los trenes, continuaban suspendidos.

En el estado de Nueva York, la muerte de al menos 15 personas estuvo relacionada con la tormenta, dijo el gobernador Andrew M. Cuomo, y unas 10 de ellas sólo en la Ciudad de Nueva York. Aunque algunas muertes estaban siendo investigadas todavía, el alcalde Michael R. Bloomberg dijo el martes que al menos una persona murió al pisar un charco en el que había caído una línea de alta tensión; otra ocurrió cuando un árbol cayó sobre una casa.

“Tuvimos una tormenta de proporciones sin precedentes”, dijo en conferencia de prensa.

El presidente Barack Obama, quien está planeando visitar el miércoles la devastada costa de Nueva Jersey con el gobernador Chris Christie, prometió el martes “hacer todo lo que podamos para hacer llegar la ayuda” a los afectados por la tormenta, diciendo que habría “cero burocracia, cero papeleo”.

“Estados Unidos está con ustedes”, dijo el presidente. “Evidentemente esto es algo angustioso para toda la nación”.

Ha habido por lo menos 38 muertes en ocho estados en un plazo de 48 horas, cuando la tormenta derribó árboles, lanzó ráfagas destructivas y provocó incendios en varias zonas, dijeron funcionarios gubernamentales y autoridades de emergencias.

Ramas caídas se convirtieron en instrumentos de muerte en tres de las muertes de Nueva York y dos del condado Morris, Nueva Jersey, donde The Associated Press reportó que un hombre y una mujer murieron cuando un árbol se desplomó sobre su carro el lunes por la noche.

Al mismo tiempo, se reportaron heroicos rescates. En Seaside Heights, Nueva Jersey, la policía recogió a dos personas de un árbol luego de que su casa se llenó de agua y trataron de alejarse nadando.

La mayor parte de los negocios y escuelas estuvieron cerrados desde Cape May, Nueva Jersey, a New London, Connecticut, y la vida se paralizó mientras los vecinos se refugiaban en sus casas con su avituallamiento de alimentos y agua. No había una cronología clara de cuándo se reanudarían los servicios públicos, como es el caso del transporte público.

Bloomberg dijo que las escuelas de la Ciudad de Nueva York permanecerían cerradas el miércoles por tercer día consecutivo y que las autoridades tratarían de restaurar el servicio de los trenes subterráneos en alrededor de cuatro días, pero no dio una fecha exacta.

Al inundar de aguas semisalobres tantos túneles del tren subterráneo, la tormenta se convirtió en la más destructiva de los 108 años de historia del sistema de trenes subterráneos de Nueva York, dijo Joseph J. Lhota, presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte Público, en una declaración hecha por la mañana.

“Estamos evaluando el alcance de los daños y comenzando el proceso de recuperación”, dijo.

Uno de los símbolos más visibles de la magnitud de los daños en la Ciudad de Nueva York era visible a una altura de 80 pisos, donde una grúa de construcción colgaba de uno de los edificios más altos de Manhattan sobre West 57 Street, tras soltarse durante la tormenta.

Christie calificó los daños a Nueva Jersey de “incalculables” y dijo que Jersey Shore había sido “devastada”.

Mientras él hablaba el martes en una serie de noticieros matutinos, equipos de rescate se apresuraban a acudir en ayuda de los varados en Atlantic City y en áreas del condado Bergen donde, dijo, las aguas traídas por la marea habían sobrepasado un parapeto protector natural.

Mientras la historia avanzaba esta semana por el Atlántico, las autoridades ordenaron evacuación obligatoria en muchos lugares bajos de los estados junto a la costa para poner a sus residentes fuera del alcance de las inundaciones y vientos que se pronosticaban. Los meteorólogos determinaron que la trayectoria de la tormenta se desviaría hacia el oeste, y los modelos de pronóstico sugirieron que pasaría a través del área central de Pennsylvania y el oeste del estado de Nueva York y entrarán en el sur de Ontario el miércoles, dijo Eric Blake, especialista en ciclones del Centro Nacional de Huracanes de Miami.

Se espera que los niveles de precipitación disminuyan a medida que la tormenta continúa avanzando hacia el interior del continente y pierde contacto con el océano –su fuente de humedad — aunque es probable que sigan ocurriendo daños debidos a los vientos en una gran zona del país, dijo Blake.

“Habrá lluvia o nieve extendiéndose desde Georgia hasta Maine y Michigan”, dijo. “Cuando hay algo sobre Pennsylvania, y el Lago Michigan está recibiendo vientos huracanados, es que tenemos una tormenta muy grande”. Los vuelos fueron cancelados en los tres principales aeropuertos del área de la Ciudad de Nueva York.

En Breezy Point en Rockaways, Queens, casi 200 bomberos combatían aún el martes un incendio que destruyó alrededor de 80 casas muy cercanas en la comunidad playera. Un portavoz del Departamento de Incendios dijo que el área era “probablemente la más inundada de la ciudad, de modo que hay complicaciones de todo tipo”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio