Inmigrantes de El Salvador y Guatemala que ingresaron a EE UU de manera ilegal suben a un autobús después de ser liberados de un centro de detención para familias en Texas.
Inmigrantes de El Salvador y Guatemala que ingresaron a EE UU de manera ilegal suben a un autobús después de ser liberados de un centro de detención para familias en Texas. Eric Gay AP
Inmigrantes de El Salvador y Guatemala que ingresaron a EE UU de manera ilegal suben a un autobús después de ser liberados de un centro de detención para familias en Texas. Eric Gay AP

EN NUESTRA OPINIÓN: Separar a las familias sería despreciable

28 de diciembre de 2017 05:00 PM