CAMILO CIENFUEGOS, quizás sin quererlo, opacaba al 
propio Fidel Castro --como se lo aprecia en la escena 
durante el ingreso de los guerrilleros a La Habana, el 8 de 
enero de 1959--, aunque su muerte, a poco de haber 
apresado al comandante Húber Matos por órdenes de 
Castro, le ha servido al régimen para endiosarlo como 
uno de los mártires de la revolución.
CAMILO CIENFUEGOS, quizás sin quererlo, opacaba al propio Fidel Castro --como se lo aprecia en la escena durante el ingreso de los guerrilleros a La Habana, el 8 de enero de 1959--, aunque su muerte, a poco de haber apresado al comandante Húber Matos por órdenes de Castro, le ha servido al régimen para endiosarlo como uno de los mártires de la revolución.
CAMILO CIENFUEGOS, quizás sin quererlo, opacaba al propio Fidel Castro --como se lo aprecia en la escena durante el ingreso de los guerrilleros a La Habana, el 8 de enero de 1959--, aunque su muerte, a poco de haber apresado al comandante Húber Matos por órdenes de Castro, le ha servido al régimen para endiosarlo como uno de los mártires de la revolución.

Últimas Noticias

El hombre que le hacía sombra a Fidel

25 de octubre de 2009 12:43 AM

  Comentarios  

Videos