Guillermo Arriaga transpasa a sus textos “ese acecho que es fundamental” para asaetear a la presa en el instante perfecto y transmite la pasión visceral con la que persigue lo que ama u odia hasta poseerlo o aniquilarlo, con el lenguaje.
Guillermo Arriaga transpasa a sus textos “ese acecho que es fundamental” para asaetear a la presa en el instante perfecto y transmite la pasión visceral con la que persigue lo que ama u odia hasta poseerlo o aniquilarlo, con el lenguaje. Víctor Deschamps Foto de cortesía
Guillermo Arriaga transpasa a sus textos “ese acecho que es fundamental” para asaetear a la presa en el instante perfecto y transmite la pasión visceral con la que persigue lo que ama u odia hasta poseerlo o aniquilarlo, con el lenguaje. Víctor Deschamps Foto de cortesía

Guillermo Arriaga, el cazador que escribe

07 de junio de 2018 12:55 PM