M. de Phocas: El lado masculino de las joyas

06/09/2012 12:00 AM

06/09/2012 10:48 PM

Tal vez fue el requisito de la chaqueta y corbata en una escuela de New Hampshire, donde estudiaron la secundaria, sumado la admiración que sentían por elegancia de sus respectivos abuelos - dos empresarios de la construcción y el transporte en México -, lo que influyó en el sentido de estilo de los diseñadores Alexis Zambrano y Jesús Torres, creadores de M. de Phocas, una firma especializada en joyas masculinas en Nueva York.

“Nuestros abuelos eran el estilo de hombre que siempre se tomaban los 10 minutos extra para el detalle del pañuelo, los yugos o el sombrero”, recuerda Zambrano, de 24 años.

Zambrano y Torres tienen la misma edad y así como comparten recuerdos de su infancia del mismo vecindario de Monterrey y del internado en New Hampshire, también son afines en su gusto por la joyería.

Terminada la secundaria, los dos tomaron rumbos diferentes. Años después, volvieron a encontrarse en Manhattan, donde coincidencialmente los dos estudiaban arquitectura, Zambrano en Parsons The New School for Design y Torres en Pratt Institute.

Durante esa época empezaron a compartir la búsqueda de antiguos y clásicos accesorios masculinos que pronto los llevó a tomar la determinación de diseñarlos ellos mismos.

“No es fácil encontrar piezas de joyería especialmente diseñadas para hombre, los yugos y los pisacorbatas son piezas que han sido olvidadas en la agitada vida moderna ’’, destaca Zambrano.

El proyecto se convirtió una compañía estructurada, después que los dos aprendieron joyería con un joyero del Diamond District de Nueva York.

En el verano del 2010, lanzaron M. de Phocas, inspirados en Monsieur de Phocas, el libro escrito por el poeta y novelista francés Jean Lorrain, además considerado un dandy a finales del siglo XV .

“La joyería ofrece lo que llamamos instant gratification, los resultados se obtienen más rápido, mientras que en la arquitectura todo proyecto es más demorado”, dice Zambrano de su cambio de profesión.

M. de Phocas, que cuenta con un taller en Chelsea, donde atienden por cita, se especializa en yugos, pisacorbatas y alfileres para la solapa, entre otros accesorios.

En las piezas elaboradas en plata y oro y adornadas con perlas y zafiros rosados se mezcla lo clásico y lo moderno; muchas se hacen por pedido especial.

“Muchos clientes quieren algo personalizado’’, indica el diseñador, que cuenta entre sus clientes al diseñador de moda Narciso Rodríguez.

Aparte de piezas masculinas, también diseñan anillos de compromiso y otras joyas femeninas.

“Hicimos unos aretes para Carolina Herrera’’, agrega.

Las piezas, que pueden empezar en $370 llegar a los $10,000, son concebidas por sus diseñadores no para seguir reglas de la moda, sino por un sentido del estilo.• 

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio