La luz azul, tan eficaz como el café para prevenir accidentes

11/08/2012 9:01 AM

11/08/2012 11:19 AM

La emisión continua de luz azul es tan eficaz como el café para prevenir la somnolencia al volante, según un estudio divulgado hoy por el laboratorio del “Sueño, atención y neuropsiquiatría” del Centro Nacional francés de Investigación Científica (CNRS) y la Universidad de Burdeos.

Estos resultados, obtenidos en colaboración con un equipo de científicos suecos, pueden “llevar a desarrollar un sistema electrónico antisomnolencia integrado al vehículo”, resaltó el CNRS en un comunicado.

No obstante, antes será preciso probar “más ampliamente el dispositivo”, de momento ensayado con 48 voluntarios masculinos de una treintena de años.

Para el experimento, todos ellos condujeron 400 kilómetros durante tres noches -no consecutivas- entre la 01.00 y las 05.15 de la madrugada, con pausas de 15 minutos a medio recorrido.

Algunos voluntarios tomaron dos tazas de café con 200 miligramos de cafeína, otros dos tazas de café descafeinado y un tercio fue sometido a una exposición continua de luz azul, mediante la fijación en el cuadro de instrumentos de un vehículo experimental de una lámpara LED.

Los investigadores analizaron luego el número de veces que cada conductor traspasó de manera inapropiada las bandas laterales de urgencia y descubrieron que quienes recibieron luz azul durante el trayecto las franquearon 15 veces, quienes tomaron café lo hicieron 13 veces y quienes tomaron el placebo sin cafeína un total de 26.

El CNRS destacó, no obstante, que ocho voluntarios, un 17 % del total, no pudo efectuar el test al quedar deslumbrados por la luz azul.

Agregó que desde 2005 se sabe que la luz azul aumenta la vigilancia al estimular las células nerviosas de una membrana localizada en el fondo del ojo: las células del sistema ganglionar de la retina (CGR), conectadas con zonas cerebrales que controlan el despertar.

La novedad es que ahora, “por primera vez”, se ha demostrado que los conductores mejoran su vigilancia ante una emisión continua de luz azul, destacó el CNRS.

Recordó al respecto que la somnolencia ante el volante durante la noche disminuye la vigilancia, los reflejos y la percepción visual del conductor y está en el origen de un tercio de los accidentes mortales que se producen en las autopistas.

Sin contar “la siesta, a menudo complicada de realizar”, la mejor medida preventiva actual sigue siendo el café, pero esto “obliga al conductor a interrumpir su trayecto”, estimó el CNRS en su nota.

Además, la toma de café “puede realizarse demasiado tardíamente”, por lo que es “crucial desarrollar un sistema antisomnolencia 'embarcado', eficaz y continuo”, consideran los científicos en su informe, publicado en la revista “PLoS One”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio