La magia de la cocina de su abuela, y el aroma inconfundible de las especias que ella cultivaba en 
el patio de la casa en Bayamón, Puerto Rico, cautivaron la atención de Doreen Colondres de tal 
forma que desde temprana edad comenzó a hacer los primeros experimentos gastronómicos.
La magia de la cocina de su abuela, y el aroma inconfundible de las especias que ella cultivaba en el patio de la casa en Bayamón, Puerto Rico, cautivaron la atención de Doreen Colondres de tal forma que desde temprana edad comenzó a hacer los primeros experimentos gastronómicos. El Nuevo Herald
La magia de la cocina de su abuela, y el aroma inconfundible de las especias que ella cultivaba en el patio de la casa en Bayamón, Puerto Rico, cautivaron la atención de Doreen Colondres de tal forma que desde temprana edad comenzó a hacer los primeros experimentos gastronómicos. El Nuevo Herald

La cocina no muerde, un sitio en internet para los amantes de la culinaria

04 de octubre de 2008 09:42 PM