Cómo detectar que su hijo necesita ayuda sicológica

01/01/2013 2:31 AM

01/01/2013 5:00 AM

Tras un artículo publicado recientemente por El Nuevo Herald acerca de una madre de South Miami que pide ayuda para su hija de 13 años con problemas de salud mental, un sinnúmero de personas ha contactado esta publicación con preguntas relacionadas sobrew el tema.

“¿Cómo puedo conseguir ayuda de salud mental para mi hijo o hija?”, preguntan algunos lectores de Miami.

Otras personas desean saber cómo determinar si su hijo o hija requiere ayuda psiquiátrica o psicológica.

Expertos entrevistados aconsejaron que el primer paso para los padres que consideren que sus hijos necesitan ayuda psicológica es consultar a un especialista.

“Es primordial que si un padre, madre o maestro identifica una conducta anormal en un niño o adolescente, se comunique inmediatamente con un experto en salud mental”, sugirió el doctor Peter Gorski, director del departamento de Salud y Desarrollo Infantil de The Children’s Trust, una organización sin fines de lucro que ayuda a niños del condado Miami-Dade. “Como otras enfermedades, si los problemas mentales no se tratan a tiempo y son tomados en serio, tienden a empeorar”.

Si no tienen acceso a un psiquiatra o psicólogo pagado por su compañía de seguro de salud, deben acudir a algún centro de salud mental comunitario. Estos centros generalmente aceptan Medicaid o cobran según el ingreso de cada familia. Una organización financiada por el estado es Citrus Health Network, en el condado Miami-Dade, donde ofrecen asistencia para niños y adultos.

Ana Rivas-Vázquez, directora clínica de Citrus Health Network y especialista en psicología infantil, explicó que el centro psiquiátrico residencial de Citrus es para niños de 13 a 17. Además de un programa residencial, el centro cuenta con especialistas que pueden guiar a las familias a través de terapias de grupo.

El sistema de salud Jackson también tiene un centro de salud mental, que ofrece programas de residencia, exámenes y terapias. Su línea de ayuda es 305-324-4357.

Los sicólogos o consejeros en las escuelas pueden guiar a los familiares de estudiantes a recursos disponibles en la comunidad. No es necesario dar a conocer el estatus migratorio de la familia para recibir esta información, dijeron los especialistas.

Los expertos recomiendan que los padres estén alerta en cuanto a cambios de conducta de sus hijos, para determinar si necesitan algún tipo de asistencia psicológica o psiquiátrica.

“Esto va a depender de la edad y el estado de desarrollo de la persona”, indicó Gorski.

Algunos cambios a tomar en cuenta son comportamientos violentos con ellos mismos o con otras personas, como golpes, insultos, o gritos. Por otro lado, un cambio a notar es un infante o adolescente que generalmente es sociable y activo y repentinamente se torna pasivo y callado.

Otro indicativo es un repentino desinterés por las actividades cotidianas o pasatiempos. Si nota que el niño o joven está deprimido o prefiere aislarse, es necesario preguntar sobre las razones de su estado de ánimo.

“Cuando el niño no está funcionando bien en el colegio, tiene problemas de violencia, o pensamientos suicidas”, dijo Rivas-Vázquez. “Todos estos son síntomas que requieren de ayuda profesional”.

Los niños más pequeños podrían llorar con más frecuencia y presentar cambios en su patrón de sueño. Los muchachos en edad escolar podrían empezar a usar drogas o alcohol y cambiar de amistades con mucha frecuencia.

Los especialistas indicaron que “hay muchas enfermedades mentales y todas tienen presentaciones distintas”. Por eso, si una persona presenta conductas preocupantes, los familiares no deben esperar hasta ver una reacción violenta antes de acudir a un especialista.

“En general es una buena práctica que los padres hablen con sus hijos y les preguntes como están, como se sienten, que ha pasado en sus vidas”, dijo el doctor Gorski, del Children’s Trust. “Pero muchas veces los muchachos no quieren contar o responder a las preguntas de los adultos, por eso es bueno que también se aprenda a observar su comportamiento y el lenguaje no verbal”.

Es muy importante que las personas admitan que necesitan ayuda psicológica sin que esto les cause vergüenza o temor, dijo Eugenio M. Rothe, médico psiquiatra y profesor de psiquiatría y salud pública del colegio de medicina de la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

“A la gente le da pena admitir que tiene problemas de salud mental”, dijo Rothe. “Pero deben entender que estas son enfermedades, igual que las físicas, incluso más preocupantes”.

El especialista aconseja que las personas se informen acerca de la salud mental de fuentes confiables, ya que existe mucha desinformación en publicaciones en la internet.

Una página web que Rothe recomienda visitar es la de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil, www.aacap.org, en la cual tienen disponible una guía en español sobre temas relacionados.

También la Asociación Psiquiátrica Americana ofrece información confiable en el sitio web www.healthyminds.org.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio