Deportes

Con los sueños hechos realidad

GETTY IMAGESAlbert Pujols llega al campo de entrenamiento de los Cardenales, luego de una pretemporada bastante agitada.Tras ayudar a los Cardenales de San Luis a ganar su primera Serie Mundial en 24 años, Albert Pujols tuvo un receso de temporada igual de impresionante.

La semana pasada, el toletero dominicano se convirtió en ciudadano estadounidense, y se saltó una visita a la Casa Blanca para embarcarse en una misión humanitaria a República Dominicana.

''Estuve bastante ocupado'', comentó ayer Pujols. ``Son sueños hechos realidad''.

Con ese ajetreado calendario, el inicialista hizo lo posible para estar listo para los campos de entrenamiento, y llegó a las instalaciones de los Cardenales con su hijo A.J. cinco días antes de la fecha requerida.

En realidad, Pujols está en Júpiter desde el viernes, cuando comenzó a trabajar con su entrenador personal y ayer se ejercitó con otros 20 jugadores de San Luis.

La meta de Pujols y los Cardenales es repetir el título.

''Probablemente no tuvimos el mejor año con nuestro récord, pero a quién le importa'', consideró Pujols. San Luis ganó apenas 83 partidos en la temporada regular del 2006. ``Eso está en el pasado. Ahora estoy aquí en los campamentos y se terminó la celebración''.

Los festejos, sin embargo, fueron largos y culminaron la semana pasada junto juró la constitución estadounidense en San Luis.

''Quizá nunca en mi vida trabaje para el gobierno, pero Estados Unidos le abrió las puertas a mi familia'', indicó Pujols. ``Fue increíble''.

El toletero tuvo que tomar un examen para el que llevaba estudiando desde hace meses.

''Tuve que trabajar mucho, pero lo logré'', afirmó el jugador, de 27 años. ``Todas las preguntas estaban difíciles, fue una cosa de locos''.

Pujols tuvo una razón para convertirse en ciudadano, ya que su tarjeta de residente estaba a punto de expirar.

Su visita del mes pasado a la República Dominicana también requirió de mucha preparación. Pujols fue acompañado por seis médicos y pasó cinco días ayudando a niños pobres en su país.

''Obviamente es bastante impresionante ir a la Casa Blanca, pero estoy contento de que no me perdí mi viaje'', comentó el inicialista. ``Fuimos allá a trabajar duro, y eso fue lo que hicimos''.

Después de concentrarse en el disfrute de sus raíces, Pujols está ansioso por regresar a la competencia. El pelotero vive en Estados Unidos desde los 16 años y está casado con una estadounidense.

''Mi vida cambió con todo el éxito que he tenido en las Grandes Ligas en los seis últimos años'', sostuvo. ``Pero eso no cambia el cariño que le tengo a la gente allá''.

''Si pudiera ir todos los meses, lo haría. Cuando uno cierra los ojos y piensa en eso [los problemas en Dominicana], dan ganas de llorar'', agregó Pujols.

El catcher puertorriqueño Yadier Molina fue otro de los jugadores que llegó antes.

Molina jugó pelota invernal con los Gigantes de Carolina en Puert

  Comentarios