Deportes

El cubano Castillo y el boricua Oquendo se miden en Miami

El cubano Eliéser Castillo y el boricua Fres Oquendo se enfrentarán en la estelar del sábado en el Mahi Temple.
El cubano Eliéser Castillo y el boricua Fres Oquendo se enfrentarán en la estelar del sábado en el Mahi Temple.

Como un preludio de lo que puede ser la pelea del viernes en la noche entre el puertorriqueño Fres Oquendo y el cubano Eliéser Castillo, ambos contendientes intercambiaron empujones ayer en una conferencia de prensa, y si no volaron los puños sí lo hicieron las palabras.

''Lo voy a noquear, todo el mundo sabe bien quién es Eliéser Castillo y lo voy a demostrar ante Oquendo'', expresó el completo cubano, quien subirá al ring del Mahi Temple para buscar la faja latina de la Organización Mundial de Boxeo. ``Me gustan los pugilistas boricuas de divisiones chiquitas porque son guapos y combaten, peros los de más peso se desinflan''.

Tanto Oquendo como Castillo llegaron al pugilismo rentado con las más altas expectativas en el peso máximo, pero hasta ahora no han podido cumplir con la promesa de un título grande.

Ahora, ambos se miran mutuamente como escalones hacia una meta superior.

''Yo he peleado con los más grandes, los más fuertes y los mejores'', enfatizó el boricua. ``He salido airoso la mayoría de las veces y el viernes será así. Yo no hablo tanto. Dejo que mis puños hablen por mí. Quiero ser campeón y Castillo está en mi camino hacia ese objetivo''.

Aunque Oquendo mantuvo un perfil bajo ante la prensa en la conferencia celebrada en el restaurant Habana 1900, Castillo discutió con algunos aficionados y tuvo que ser contenido por miembros de su equipo.

En un momento, hasta llegó a apostar su bolsa con un miembro de la delegación del púgil puertorriqueño sobre el hecho de que derribaría a Oquendo

Y eso sucedió antes que ambos, que se empujaron con fuerza, estuvieran a punto de irse a las manos , cuando todo parecía terminado.

''Será una tremenda pelea, porque los dos saben muy bien lo que está en juego'', manifestó Luis de Cubas, uno de los promotores. ``Una victoria significaría un paso hacia una corona de más importancia, pero la derrota sería un retroceso''.

Conocido como ''El Gran O'', Oquendo pasó al profesionalismo en 1997 y ganó sus primeras 22 peleas contra rivales de importancia como Duncan Dokiwari, Bert Cooper, Clifford Etienne, David Izon y Obed Sullivan.

En su mejor momento, Oquendo derrotó a David Túa en el 2002 y se colocó en posición de retar a Chris Byrd por el título de la Federación Internacional de Boxeo, pero fue derrotado por el campeón en un combate que tuvo una cerrada decisión.

Más tarde, Oquendo volvió a intentar la conquista de otra faja con John Ruiz, entonces titular pesado de la Asociación Mundial, y de nuevo fue vencido, esta vez por nocáut en el 11mo asalto.

  Comentarios