Deportes

Contundentes Los Marlins

Mike Jacobs no quería perderse la fiesta del batazo el fin de semana y Dan Uggla quería seguir celebrando.

Con jonrones de Jacobs y Uggla que sirvieron para empatar e irse arriba, los Marlins desataron una ofensiva de 16 imparables para derrotar 9-3 a los Rojos de Cincinnati ante 14,123 espectadores reunidos en el Dolphin Stadium.

El partido comenzó con un pequeño susto para los peces, que vieron como su torpedero Hanley Ramírez soltaba el bate y realizaba gestos de dolor después de tirarle al segundo lanzamiento del abridor de los Rojos, Bronson Arroyo.

Ramírez sufrió una luxación en su hombro izquierdo, pero afortunadamente sólo se perderá uno o dos juegos antes de regresar a la alineación regular.

Los Rojos salieron impetuosos desde el mismo primer inning ante los envíos de Rick Vanden Hurk en busca de apaciguar la ofensiva rival que los trató con rudeza durante el fin de semana.

Vanden Hurk toleró dos carreras en el capítulo de apertura, pero después se compuso durante seis entradas, en las que permitió siete hits y recibió la ayuda de sus compañeros a la defensa.

''La curva no me estaba rompiendo bien y salí a marcar con la recta'', expresó el lanzador holandés. ``Ellos lo aprovecharon en el primer inning y me anotaron esas dos carreras''.

Arroyo silenció a los bateadores contrarios por espacio de cinco episodios con cambios de velocidad y bolas de rompimiento hasta que el primera base Jacobs le desapareció la bola por el jardín derecho con Cody Ross en circulación por boleto, para empatar el juego a dos.

''Le estaba tirando un poco adelantado a la bola'', dijo Jacobs. ``Esperé la recta y le pude conectar bien''.

En el séptimo persistía la igualada, pero Uggla la quebró con su cuadrangular número 19 de la temporada, que encontró otra vez a Ross en las almohadillas.

''Creo que tuve un poco de suerte porque me sentía bien y pude conectar con facilidad'', argumentó el segunda base de los peces.

A partir de ese momento, los Marlins calentaron sus bates. Con cuatro anotaciones en el octavo, el juego se fue de un solo lado.

El antesalista venezolano Miguel Cabrera empujó dos carreras y se anotó un doble y un sencillo en cuatro turnos para extender a 12 su racha de partidos consecutivos bateando de hit.

Renyel Pinto obtuvo su segunda victoria como relevista y el bullpen de los Marlins trabajó con efectividad.

  Comentarios