Deportes

Se apaga la ultima llama latina en el torneo de Miami

A las 4 de la tarde, América Latina desapareció del mapa del Abierto Sony Ericcson.

Aunque la realidad es que la extinción se produjo 25 minutos antes, cuando Roger Federer le rompió dos veces el servicio a un José Acasuso, que luego de un primer set de tú a tú con el mejor del mundo, se difuminó en la cancha principal del complejo del Crandon Park.

Federer le dio el último portazo a los tenistas latinos en Key Biscayne, al batir al argentino 7-6 (5), 6-2, y acceder así a los cuartos de final, en una jornada en la que también cayó Guillermo Cañas ante el ruso Igor Andreev 6-4, 7-6 (5).

Es la segunda vez en los últimos cinco años en que el evento del sur de Florida se queda sin representantes latinoamericanos en los cuartos de final.

Aunque no hay más latinos, al menos se escucha aún el español, gracias a la victoria del español Rafael Nadal 6-4, 6-4 ante el francés Paul-Henri Mathieu, lo que le permitirá al número dos del mundo enfrentar hoy a las 3 de la tarde a James Blake, quien venció 6-3, 6-4 al checo Radek Stepanek.

Nadal ganó, en tres sets, el último duelo entre ambos hace dos semanas en los cuartos de final del Indian Wells. Sin embargo, el estadounidense ha ganado los otros tres desafíos entre ambos jugadores.

"Es uno de los mejores del mundo, y es aún más peligroso en este tipo de cancha, de manera que anticipo que será un encuentro muy duro'', sostuvo Nadal.

Mientras América Latina se quedaba atrás, el resto del mundo continuaba con Federer a la cabeza y enrumbado hacia la reconquista de un título que ha ganado en dos ocasiones.

"Bueno la verdad es que creo que he estado jugando bien. Me estoy moviendo en forma rápida y mi servicio está funcionando de maravilla. De manera que en línea general siento que lo estoy haciendo bien'', aseguró Federer, quien aún está buscando su primer título del año.

Federer se entrelazó con un Acasuso voluntarioso a lo largo de un primer set, en donde se preveía que el que perdiera el servicio inicialmente, cedería finalmente. Luego de 41 minutos de juego, le tocó al sudamericano.

"Jugué bien el primer set y aunque erré un par de pelotas y me puse abajo 5-1 en el tie break logré recuperarme, pero es difícil sobreponerse a esa desventaja ante Federer'', se lamentó Acasuso, quien para el segundo período no fue el mismo.

"Aprovechó el quiebre del primer punto y empezó a hacer su juego. Es un tipo realmente difícil, muy complejo, con un gran saque y que varía mucho sus golpes'', explicó Acasuso.

El otro argentino, Cañas, fue superado por el menos clasificado Andreev, en un resultado decepcionante para el tenista que venció a Federer acá el año pasado y que además accedió hasta la final, en la que cayó ante el serbio Novak Djokovic.

"Me voy desilusionado por no avanzar más'', se quejó Cañas, cuya posición en el ránking retrocederá el próximo lunes.

Un total de 13 tenistas latinos iniciaron el Abierto Sony Ericsson entre los hombres, mientras que entre las mujeres fueron tres y ninguna avanzó más allá de la segunda ronda.

  Comentarios