Deportes

Cubano bate su propio récord de toque al balón con pies y sentado

El futbolista cubano Erick Hernández rompió hoy su propia marca mundial de toques al balón con los pies y sentado, en una demostración en la que golpeó la esférica durante dos horas, 44 minutos y 50 segundos sin dejarla caer.

Hernández, de 42 años, dominó la pelota sentado en el suelo, con un promedio de 132 toques alternos por minuto y para un total de más de 21.600 rebotes.

El récord tuvo lugar en el 'Club Habana' de la capital de Cuba, y supera su marca precedente de dos horas, 43 minutos y 48 segundos, lograda en octubre pasado en un recinto comercial de Bilbao, en España.

En aquella ocasión, Hernández batió el récord del mundo en esta modalidad y sumó el resultado a una lista de hazañas con la pelota que suman 6 plusmarcas mundiales.

El futbolista cubano ha demostrado su capacidad para tocar la esférica con todas las partes de su cuerpo, desde la cabeza hasta los pies, y ha impuesto marcas de dominio del balón con los muslos, las rodillas, la cabeza, y corriendo 100 metros.

En 2007 rompió su plusmarca de más toques con la cabeza en un minuto, al golpear la pelota 350 veces sin dejarla caer.

La marca inicial (319 en un minuto) la había establecido en 2004 y es la única que ha homologado y certificado en el libro de los récords Guinnes.

Hernández inició estas demostraciones en 1998, y ese mismo año logró su primer récord mundial con un ejercicio combinado de cabeza y pie durante diez horas, con el que superó al español Emelino Benchao.

  Comentarios