Deportes

Gamboa busca en Nevada su primer título de importancia

Como si debutar en HBO no fuera suficiente motivación para Yuriorkis Gamboa, el cubano conoció que también peleará por el título internacional del Consejo Mundial de Boxeo que ostentaba Manny Pacquiao antes de contender con Juan Manuel Márquez.

Gamboa defenderá su invicto mañana en la noche ante Darling Jiménez -un púgil de ascendencia dominicana nacido en el Bronx- en lo que se considera su prueba más dura hasta el momento como profesional.

El guantanamero se había preparado para llevarse el triunfo en el cartel programado para el Primm Valley Casino Resort de Nevada, como parte del cartel "La Noche de las Estrellas en Ascenso'' que tenía a Gamboa como uno de los estelares.

Pero ahora afirma que tiene dobles motivos para salir airoso.

"Por supuesto que es un gran honor combatir por esta faja'', expresó Gamboa. ‘‘Especialmente, porque esta es apenas mi décima pelea profesional. Me siento contento de que mi trayectoria haya convencido a los organismos rectores del boxeo para situarme bien alto en las clasificaciones. Quiero probar que soy el mejor del mundo''.

Hasta el momento, el campeón olímpico de Atenas 2004 se encuentra ranqueado como número tres de la Asociación Mundial (AMB) y cuarto del Consejo (CMB), pero de ganar a Jiménez adelantaría más en las listas de los organismos del boxeo.

Un nuevo triunfo llevaría a Gamboa a un pleito ante José Rojas por ESPN, y pondría al antillano muy cerca de ser el retador número uno de los campeones, el filipino Manny Pacquiao y de Edwin Valero.

"Tras ganar el título internacional quiero quitarle la faja grande a Pacquiao'', aseguró Gamboa. "Ojalá no lo pierda ni lo guarde, porque quiero quitárselo encima del ring''.

El cubano capturó el cetro vacante de la NABF en su última pelea en Fort Lauderdale, venciendo por nocaut fulminante en el primer asalto al entonces invicto Johnny Edward.

Por su parte, Jiménez fulminó en el tercer round a su contrincante previo, Mike Anchoncho.

Gamboa, Yan Barthelemy y Odlanier Solís -estos dos últimos también campeones olímpicos y mundiales- abandonaron en diciembre del 2006 una escuadra que se preparaba en Venezuela para participar en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro en el verano pasado.

  Comentarios