Deportes

De la Hoya revela secretos antes de su último combate

Quien no conozca su nombre se puede imaginar que está en presencia de un artista de cine o un cantante latinoamericano, jamás pensaría que ha sido uno de los grandes pugilistas de las últimas décadas.

Oscar de la Hoya es una persona que fuera de los cuadriláteros marca una notable diferencia en expresión y comportamiento, con relación a la mayoría de los protagonistas de este exigente deporte.

Sus modales, su decencia y su hablar pausado lo ubican como el "Embajador’’ que necesita el deporte de los puños en busca de alcanzar un mayor lustre y prestigio.

Afirma que le queda una última pelea y luego el retiro.

"Quería tener una revancha con Mayweather, pero él anunció que no iba a seguir peleando. Mi último combate será uno grande, y es posible que el rival sea el puertorriqueño Miguel Coto. Una pelea más y me despido como boxeador'', afirmó ayer en la librería Books and Books de Coral Gables. Ya lo decidí''.

El estadounidense de origen mexicano es propietario de Golden Boy Promotions, una empresa que se ha convertido en un emporio económico que se dedica al manejo de boxeadores, presentación de carteleras y que es dueña minoritaria del equipo Houston Dynamo Club de la MLS del fútbol de Estados Unidos.

De La Hoya se encuentra en estos momentos promoviendo su autobiografía en la que destaca su trayectoria deportiva, donde ha alcanzado seis coronas mundiales en divisiones diferentes y una medalla de oro en Juegos Olímpicos.

La obra "El Sueño Americano'' relata su carrera en el boxeo, su familia, los negocios y su paso por la música.

"La principal razón de publicar este libro es para que la gente conozca la verdad sobre cómo se ha desarrollado mi vida, no sólo como boxeador, sino como persona’’, dijo De La Hoya en su presentacion ayer del libreo.

"Aunque mi carrera deportiva ha sido brillante, también he recibido muchos nocauts en mi vida y he encontrado fuerza para seguir adelante en los momentos más difíciles''.

Acerca del secreto de su éxito en los negocios, el pugilista señaló que "se debe a que se rodeó de personas inteligentes que lo ayudaron a tomar decisiones correctas sobre negocios e inversiones’’.

"Este libro puede servir de inspiración para millones de personas. Quiero transmitir el mensaje de que el sueño americano es difícil, pero se puede alcanzar trabajando fuerte y con dedicación'', aseveró.

La obra también relata el momento cuando su esposa la cantante puertorriquena Millie Corretjer, subió al ring luego de perder ante Floyd Mayweather y le dijo que iban a tener un segundo hijo.

"Yo me encontraba triste por la derrota y la noticia de que iba a tener un segundo hijo me quitó la tristeza. Ahora el niño tiene cinco meses’’, relató.

  Comentarios