Deportes

Ruiz saca la cara por los latinos

John Ruiz (derecha) durante la pelea con el Ruso Nikolai Valuev en Berlin, el 17 de Diciembre del 2005.
John Ruiz (derecha) durante la pelea con el Ruso Nikolai Valuev en Berlin, el 17 de Diciembre del 2005. AFP / Getty Images

El boricua John Ruiz siente un profundo orgullo por el hecho de ser el único latino peso pesado en boxeo que llegó a ser campeón mundial. Ahora tiene la oportunidad de volver a ceñirse la corona.

El próximo 30 de agosto en la arena Max Schmeling, en Berlín, Ruiz peleará por el título con el gigante ruso Nikolai Valuev, quien mide siete pies y pesa 320 libras, casi 100 libras más que su próximo rival.

La pelea se hizo posible debido a que Ruslan Chagaev, de Uzbequistán, quedó como ‘‘campeón en receso'' de la Asociación Mundial de Boxeo debido a que sufrió una herida que le impide pelear. Y la pelea entre Ruiz y Valuev será para ocupar la vacante.

El ganador tendrá un combate mandatorio el 26 de junio del 2009 contra Chagaev, siempre y cuando este último se encuentre disponible.

"Ser campeón mundial me llena de satisfacción porque en cierta manera pone en alto a los latinos que vivimos en Estados Unidos'', comentó Ruiz, nacido en Massachussets, e hijo de padres boricuas. "Demuestra que con nuestro esfuerzo podemos alcanzar grandes cosas''.

Ruiz se muestra feliz con la oportunidad de combatir por la corona. El boricua perdió con el ruso en decisión mayoritaria en un fallo muy discutido, el 17 de diciembre del 2005.

"Voy a Alemania para derrotar al gigante'', expresó Ruiz a El Nuevo Herald. "Estoy seguro que en la primera pelea le gané, pero los jueces le hicieron un regalo''.

En dos ocasiones, Ruiz ha conquistado el título mundial de los pesados y ha tenido 10 combates por el campeonato.

Superó a tres campeones mundiales, Evander Holyfield, Hasim Rahman y Tony Tucker.

Su mayor deseo es llegar a disputar un título mundial de la máxima categoría con un latino.

"El boxeo despierta mucha pasión entre los latinos y por ese una pelea por el título mundial de los pesos pesados entre dos púgiles de ese origen, sería una gran atracción'', comentó Ruiz. "Serviría también para inspirar a muchos otros a dedicarse a este deporte''.

Ruiz se inició en el boxeo a los ocho años de edad cuando su padrastro lo llevó a un gimnasio para que aprendiera defensa propia.

El muchacho demostró que tenía madera de guerrero y se hizo un camino en la vida sobre los cuadriláteros. En la actualidad lleva 43 peleas ganadas, 29 de ellas por KO y siete derrotas.

Afirma que el mayor de sus tres hijos (tiene 18 años) en algún momento quiso ser boxeador, pero que él hace todo lo posible para que estudie y no tenga que ganarse la vida en el ring.

"No quisiera que me hijo vaya en la vida cogiendo golpes'', afirmó Ruiz. "Prefiero que sea un profesional en otra cosa, y así las cosas le serán menos duras. En mi familia tenemos suficiente conmigo''.



Envíe sus cartas y comentarios a:

lfsanchez @elnuevoherald.com



  Comentarios