Deportes

Se desvanece defensa de las Aguilas

El defensa mexicano Carlos Sánchez, que se desvaneció hoy en el entrenamiento de las Aguilas del América de ese país, ha sufrido un derrame cerebral, confirmó el neurólogo Juan Nader, que atiende al futbolista.

Sánchez, de 28 años de edad, participaba en la práctica del equipo cuando sintió una debilidad súbita en el lado izquierdo, cayó y fue trasladado de urgencia a un hospital al sur de la Ciudad de México, en la que una resonancia magnética demostró que la arteria cerebral media estaba tapada y se desarrollaba un infarto cerebral.

En una conferencia de prensa, el médico explicó que esperan destruir el coágulo que obstruye el paso de la sangre al cerebro y calificó el pronóstico de su evolución como reservado.

El doctor reconoció que, aunque Sánchez está consciente con índices normales de presión arterial, frecuencia cardíaca y respiración, su situación es delicada y los médicos tendrán que trabajar fuerte en el área de cuidados intensivos.

''Vienen dos o tres días complicados, con muchos riesgos. Pido paciencia y respeto a los familiares y amigos'', agregó el galeno al referirse a los medios de comunicación.

El doctor Nader dijo que la lesión no ha dañado el área del cerebro que tiene que ver con el lenguaje y la comprensión, pero no debe descartarse la posibilidad de incapacidades porque el coágulo que intentan romper es grande y deberán trabajar dentro de los límites.

Para el especialista, el padecimiento es muy raro porque se trata de un joven sano y fuerte, no de un diabético, un fumador o un enfermo de presión arterial. "Vamos a trabajar con mucho cuidado'', apuntó.

Carlos Sánchez debutó con el América en el torneo de Verano del 2002 y desde entonces se desempeña como profesional en la Liga de México. Entre 2005 y 2007 militó en el San Luis y, a inicios de este año, fue rescatado por las Aguilas que dirige el argentino Ramón "Pelado" Díaz.

  Comentarios