Deportes

Judoca cubana es despojada del triunfo y termina en plata

Yalennis Castillo (azul) celebra el triunfo sobre la francesa stephanie Possamai.
Yalennis Castillo (azul) celebra el triunfo sobre la francesa stephanie Possamai.

Yalennis Castillo llegó a Pekín con una interrogante, pero se va con una medalla de plata entre sus manos.

La cubana sumó la tercera medalla de plata que el judo femenino le brinda a su país tras caer en un controversial combate ante la china Yang Xiuli, que fue favorecida por los jueces y alentada a rabiar por el público.

Definitivamente, pudo haber sido oro.

La cubana dio el máximo y a menos de dos minutos del final pensó que tenía el triunfo entre sus manos, porque en principio el árbitro le había concedido una koka al derribar a su contraria, pero luego revisó su decisión y la anuló.

"Esa es la ventaja de competir en tu país. Los aficionados pusieron una gran carga de presión sobre los jueces'', comentó Castillo muy enojada por la injusticia. "De todos modos, he aprendido algunas cosas sobre técnicas de judo que me ayudarán en el futuro''.

Los miles de aficionados reunidos en el Gimnasio de Ciencia y Tecnología de Pekín estuvieron dándole un aliento constante a Xiuli, que al final ganó el oro por por decisión unánime, luego de lograr el primer punto en la muerte súbita.

La primera parte del combate había finalizado 1-1.

Para Castillo esta plata vale doble, pues había sido incluida en el equipo olímpico el pasado mayo, luego de que la favorita en la división de los 78 kilos, Yurisel Laborde, desertara en un Panamericano que tuvo lugar en Miami.

La cubana había subido de su tradicional peso en los 70 kilos al inmediato superior y Las medallas de bronce fueron para la surcoreana Jegon Gveongmi, que se impuso a la brasileña Edinanci Sylva, y para la francesa Stéphanie Possamai, que ganó el combate contra la española Esther San Miguel.

Con su triunfo, Castillo se suma a Anaysi Hernández y Yanet Bermoy, las cuales ganaron también metales plateados en los 70 y 48 kilos, respectivamente, y ratifica al judo femenino cubano como el mejor de América Latina.

La cubana, séptima del escalafón mundial, había derrotado anteriormente a la kazaja Sagat Abikeyeva, a la india Diviya, a la francesa Stephanie Possamai -en un cerrado combate que se definió en los últimos minutos- y a la coreana Jeong Gyeongmi.

"Voy a seguir trabajando, quiero que la gente siga creyendo en mí, porque la próxima vez voy a tener mejores resultados'', manifestó a la prensa Castillo. "El próximo año en el Campeonato Mundial y después otra vez en los Olímpicos, pienso ganarme el oro''.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



  Comentarios