Deportes

Wade luce en Miami su oro olímpico

Esta vez, Dwyane Wade probablemente no tendrá problemas en conservar su medalla olímpica.

Cuatro años después de arrojar su presea de bronce en una bolsa, que luego estra-vió, Wade descendió ayer del avión que lo trajo desde Pekín con la medalla de oro en un lugar donde seguramente per-manecerá para siempre: col-gada de su cuello.

"He visto antes medallas de bronce, pero no hay nada como las de oro'', dijo Wade. ‘‘Cuando me la colgé, sólo para saber lo pesada que es, pensé que si golpeaba a alguien con ella sería muy duro. Me gusta y la voy a lle-var por un tiempo''.

Wade dijo que vuelve de los Juegos Olímpicos con maletas llenas de souvenirs. Pero nada tiene tanto como valor como el precioso pre-mio que ayudó a conseguir a Estados Unidos, en la victoria del domingo sobre España en básquetbol.

Ahora que la misión ha sido cumplida, la nueva meta de Wade es poner nueva-mente al Heat entre la elite de la NBA.

Primero necesitará algún tiempo para recuperarse de un vuelo de 18 horas desde Pekín, que incluyó escalas en en Alaska y Minnesota antes de arribar a las 6 p.m. al Opa-Locka Executive Airport.

Cuando despertaba en el avión, donde viajaron también los integrantes del Dream Team, Carlos Boozer y Dwight Howard, Wade no dejó de mirar la medalla y ver en el reflejo todo el esfuerzo realizado para conseguirla.

Wade, quien entra a su sexta temporada con el Heat, integró el decepcionante equipo de EEUU que logró sólo el bronce en Atenas 2004 y en el mundial del 2006.

  Comentarios