Deportes

La Vuelta de España pone freno al dopaje

El ganador del Tour de Francia, Alberto Contador.
El ganador del Tour de Francia, Alberto Contador. AP

La Vuelta de España --tercera gran competencia ciclística de la temporada-- comienza el sábado en medio de una serie de escándalos de dopaje pero con la promesa de controles más estrictos y una nómina de luminarias.

La Vuelta tendrá al menos 385 pruebas para sus 171 competidores, o sea, más de dos por ciclista.


"Hemos advertido a los corredores y los equipos que los controles serán los más modernos disponibles'', dijo el director de la carrera, Víctor Cordero, a la AP. "Si no hay casos de dopaje, perfecto. Pero si hay alguno, será porque todavía hay trampas. Pero las detectaremos''.

La carrera de 21 etapas se produce poco después de la combinación de gloria y desgracia deportiva para los ciclistas españoles en los Juegos Olímpicos de Beijing. Samuel Sánchez ganó oro en la carrera de pista para varones, pero la campeona Maribel Moreno fue la primera deportista en ser expulsada de los juegos por dopaje.

Antes de Moreno, los ciclistas españoles Moisés Dueñas Nevado y Manuel Beltrán dieron positivo a la presencia del estimulante EPO durante el Tour de Francia en julio.

España fue también el escenario de la mayor operación antidopaje, la llamada Operación Puerto en el 2006, pero debido a que entonces había un resquicio en la legislación, no fue instruido de cargos ningún ciclista, dirigente ni médico deportivo.

El caso de Moreno llevó al presidente de la Unión Internacional de Ciclismo, Pat McQuaid, a acusar a España de tolerar un ambiente de dopaje y de no tomar medidas serias para controlar la situación.

"Es totalmente injusto acusar a España de arrastrar los pies en el dopaje'', dijo Cordero. "Nadie ha impuesto más sanciones que España. El hecho es que antes no teníamos una legislación adecuada. Ahora la tenemos, y las cosas serán diferentes''.

Recordó que la Vuelta fue la primera carrera importante que retiró un trofeo a un ganador, Roberto Heras, en el 2005.

Cordero insistió en que habrá más controles que nunca en esta Vuelta, que será supervisada por la UIC, mientras que la nueva ley española antidopaje permitirá a las autoridades perseguir a los infractores.

Dijo que en el ciclismo olímpico hubo 4.500 controles para 11.000 deportistas, mientras que la Vuelta tendrá al menos 385 pruebas para sus 171 competidores, o sea, más de dos por ciclista.

La competencia, agregó, será la primera en poner en práctica el llamado pasaporte biológico de la UIC, según el cual los corredores darán una serie de muestras de sangre y orina para crear un perfil biológico individual. Las trasgresiones serán detectadas en el futuro como fluctuaciones a la norma en vez de exámenes para detectar sustancias específicas.

Comenzando con una contrarreloj por equipos sobre 7,7 kilómetros en la ciudad de Granada, la Vuelta contará con el ganador del Tour de Francia del 2007 y actual campeón del Giro de Italia Alberto Contador, como también el ganador del Tour de este año, Carlos Sastre.

Contador, que no fue autorizado a competir en el Tour este año debido a que su equipo Astana fue proscrito por sus antecedentes de dopaje, podría ser el quinto ciclista --y primer español-- en ganar las tres grandes competencias.

Los otros cuatro son el italiano Felice Gimondi, el belga Eddy Merckx y los franceses Jacques Anquetil y Bernard Hinault, todos hace más de 25 años.

También correrán Alejandro Valverde, el ucraniano Yaroslav Popovych, los holandeses Pieter Weening y Robert Gesink y el ruso Mijail Ignatiev.

Los especialistas en contrarreloj incluyen al español Oscar Freire, el alemán Erik Zabel y el italiano Daniele Bennatti.

Este año han acortado la Vuelta, que abarcará 3.133 kilómetros (1.947 millas). La competencia incluye ocho pasos de montaña y tres contrarreloj.

  Comentarios